Información de la revista
Vol. 110. Núm. 1.
Páginas 64-67 (Enero - Febrero 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 110. Núm. 1.
Páginas 64-67 (Enero - Febrero 2019)
Carta científico-clínica
DOI: 10.1016/j.ad.2017.11.014
Acceso a texto completo
Erupción dermatomiositis-like en una paciente tratada con hidroxiurea
Dermatomyositis-like Eruption in a Woman Treated With Hydroxyurea
Visitas
...
E. Moreno-Arteroa,
Autor para correspondencia
emartero@unav.es

Autor para correspondencia.
, J.J. Pariciob, J. Antoñanzasc, A. Españaa
a Departamento de Dermatología, Clínica Universidad de Navarra, Universidad de Navarra, Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra, Pamplona, Navarra, España
b Departamento de Anatomía Patológica, Clínica Universidad de Navarra, Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España
c Departamento de Dermatología, Clínica Universidad de Navarra, Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (1)
Tabla 1. Principales diferencias entre los cuadros de erupción DM-like asociadas a hidroxiurea y las DM secundarias a otros fármacos
Texto completo
Sr. Director:

La dermatomiositis (DM) es una miopatía inflamatoria idiopática que habitualmente cursa con inflamación cutánea y del músculo esquelético. Sin embargo, existen formas hipomiopáticas y amiopáticas que cursan sin alteraciones analíticas y/o sin debilidad muscular, respectivamente1,2. Aunque de causa habitualmente desconocida, algunas formas pueden estar inducidas o agravadas por fármacos3. Describimos un caso de erupción DM-like, sin afectación muscular, asociada a hidroxiurea (HU) y revisamos los hallazgos epidemiológicos, clínicos e inmunológicos distintivos.

Una mujer de 63 años, diagnosticada de trombocitemia esencial en tratamiento con HU desde 2010, fue evaluada en la consulta de dermatología porque, desde hacía 3 años, presentaba lesiones eritemato-descamativas en el dorso de las articulaciones interfalángicas y metacarpofalángicas de la manos, dorso de ambos pies, codos y rodillas, y área pre-esternal (fig. 1). No presentaba debilidad muscular ni otras manifestaciones cutáneo-mucosas reseñables.

Figura 1.

A) Eritema periorbitario en heliotropo. B) Prominentes telangiectasias periungueales. C) Placa eritemato-descamativa sobre la rodilla. D) Lesiones eritemato-descamativas en el dorso de las articulaciones interfalángicas y metacarpofalángicas. E) Placa eritemato-descamativa en los glúteos. F) Lesiones eritemato-descamativas en el dorso y cara lateral de ambos pies.

(0,19MB).

Los hallazgos histopatológicos se describen en la figura 2. En la analítica, los parámetros inflamatorios y las enzimas musculares no se encontraban alterados. Los anticuerpos de miositis (anti-MI2, anti-MDA5, anti-SAE, anti-TIF-γ/α, anti-NXP-2, anti-t-RNA-sintetasa, anti-PMS, anti-SSA/Ro, anti-U1RNP, anti-Pm-Scl y anti-Ku) resultaron negativos, así como los anticuerpos anti-nucleares (ANA).

Figura 2.

A y B) El examen histopatológico muestra paraqueratosis, discreta atrofia epidérmica, exocitosis linfocitaria y focos de vacuolización de la capa basal, con ocasionales queratinocitos apoptóticos (hematoxilina-eosina, ×4, ×10). C) En la dermis se observan proliferación vascular y ligera fibrosis. No se advierten atipia de queratinocitos ni sobreexpresión de p53 (hematoxilina-eosina, ×20). D) Se observan abundantes depósitos de mucina ácida intersticial (hierro coloidal, ×10).

(0,98MB).

Ante estos hallazgos, concluimos el diagnóstico de erupción DM-like secundaria al tratamiento con HU y, de acuerdo con hematología, decidimos interrumpir este tratamiento. A los 3 meses, las lesiones estaban en curso de remisión. Sin embargo, la elevación de las cifras de plaquetas obligaron a reintroducir la medicación y las lesiones cutáneas volvieron a empeorar.

La DM secundaria a fármacos es un cuadro de baja incidencia. La HU, las estatinas, la terbinafina o los anti-TNF son algunos de los fármacos implicados3,4. Sin hacer distinciones entre fármacos, estas formas inducidas por medicamentos presentan un riesgo de afectación muscular del 39%, inferior al de las formas clásicas, y hasta el 50% de los pacientes asocia una neoplasia o una enfermedad autoinmune subyacente. Además, habitualmente afectan a pacientes polimedicados por su enfermedad de base5. Todo esto plantea un verdadero reto diagnóstico por 2 motivos: por un lado, es difícil establecer qué fármaco es el implicado y, por el otro, resulta complicado determinar si la DM puede estar relacionada con el fármaco, con la neoplasia o con la enfermedad reumatológica subyacentes. Además, teniendo en cuenta que las DM de origen paraneoplásico son amiopáticas casi en el 60% de los casos6, y que la afectación muscular en las formas asociadas a fármacos es poco frecuente, el diagnóstico diferencial resulta, si cabe, todavía más complejo.

En primer lugar, es importante saber qué fármaco podría ser el responsable. La HU es el principal fármaco implicado (50% de los casos)4 y presenta algunas particularidades con respecto al resto de fármacos que se detallan en la tabla 15. Desde el punto de vista clínico, además de las manifestaciones cutáneas típicas de la DM clásica, es característica la presencia de manifestaciones cutáneo-mucosas propias de la HU, como xerosis, atrofia, estomatitis, ulceraciones o melanoniquia3–5. En cuanto a los hallazgos histopatológicos, estos son indistinguibles de los encontrados en la DM clásica; sin embargo, se han reportado cambios sugestivos de displasia escamosa inducida por HU en algunos casos, como atipia de queratinocitos y sobreexpresión de p53. Se trataría, según algunos autores, de una entidad con riesgo de desarrollo de neoplasias escamosas cutáneas, lo que motivaría la necesidad de establecer un seguimiento estrecho de estos pacientes a largo plazo y de retirar el fármaco en caso de aparición de DM4.

Tabla 1.

Principales diferencias entre los cuadros de erupción DM-like asociadas a hidroxiurea y las DM secundarias a otros fármacos

DM asociada a hidroxiurea  DM asociada a hidroxiurea  DM asociada a otros fármacos 
Mediana de edad al diagnóstico  61  50 
Mediana de tiempo desde la administración del fármaco hasta el comienzo de la DM (meses)  60 
ANA positivos, %  16  54 
Clínica muscular, %  79 
Neoplasia subyacente, %  69  18 
Tratamiento  Supresión del fármaco  Supresión del fármaco ± inmunosupresor 

DM: dermatomiositis.

Fuente: Seidler y Gottlieb5.

El tratamiento inmunosupresor no suele ser necesario, y basta con suspender la HU para conseguir la remisión del cuadro clínico, mientras que sí lo es en los casos secundarios a otros fármacos.

El segundo reto, dilucidar si es la propia neoplasia subyacente o un fármaco el responsable del cuadro clínico. Esto es especialmente difícil con la HU, pues no asocia afectación muscular y, como hemos dicho, las DM paraneoplásicas son amiopáticas en la mayoría de los casos6. Parece que el dato más orientativo para diferenciarlas es el tiempo transcurrido entre la DM y el diagnóstico de la neoplasia. En general, los cuadros paraneoplásicos aparecen en los primeros 2 años tras el diagnóstico del tumor, especialmente durante los 7 primeros meses. De los casos asociados a fármacos, solo un 37% se diagnostica en los primeros 3 años, mientras que el 78% aparece en los primeros 5 años5. En nuestra paciente, el tiempo transcurrido fue de 40 meses, lo cual se aleja del tiempo medio reportado para los casos paraneoplásicos.

En conclusión, la erupción DM-like asociada a HU no representa una verdadera miopatía inflamatoria porque, en primer lugar, no es un cuadro inmuno-mediado, lo cual se apoya en la baja frecuencia de ANA y, en segundo lugar, no asocia debilidad muscular. Aunque de etiología desconocida, algunos autores defienden la existencia de factores implicados distintos al propio fármaco, como la neoplasia en la que se emplea como tratamiento y el posible papel de la interacción entre la radiación ultravioleta y la HU, pudiendo tratarse de una reacción fototóxica4,5. Asimismo, conviene señalar el riesgo de desarrollo de carcinomas escamosos cutáneos4. Por último, es importante distinguirla de DM paraneoplásicas amiopáticas, debido a su mejor pronóstico y el diferente manejo terapéutico.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
C. Thompson, V. Piguet, E. Choy.
The pathogenesis of dermatomyositis.
[2]
Y. Muro, K. Sugiura, M. Akiyama.
Cutaneous Manifestations in Dermatomyositis: Key Clinical and Serological Features – a Comprehensive Review.
Clin Rev Allergy Immunol, 51 (2016), pp. 293-302
[3]
T.M. Zappala, K. Rodins, J. Muir.
Hydroxyurea induced dermatomyositis-like eruption.
Australas J Dermatol, 53 (2012), pp. e58-e60
[4]
B. De Unamuno-Bustos, R. Ballester-Sánchez, V. Sabater Marco, J.J. Vilata-Corell.
Dermatomyositis-like eruption associated with hydroxyurea therapy: a premalignant condition?.
Actas Dermosifiliogr, 105 (2014), pp. 876-878
[5]
A.M. Seidler, A.B. Gottlieb.
Dermatomyositis induced by drug therapy: A review of case reports.
J Am Acad Dermatol, 59 (2008), pp. 872-880
[6]
C. Requena, A. Alfaro, V. Traves, E. Nagore, B. Llombart, C. Serra, et al.
Paraneoplastic dermatomyositis: A study of 12 cases.
Actas Dermosifiliogr, 105 (2014), pp. 675-682
Copyright © 2018. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.