Información de la revista
Vol. 110. Núm. 4.
Páginas 327-329 (Mayo 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 110. Núm. 4.
Páginas 327-329 (Mayo 2019)
CARTA CIENTÍFICO-CLÍNICA
DOI: 10.1016/j.ad.2018.04.006
Acceso a texto completo
Blefarocalasia: una presentación rara de cutis laxo
Blepharochalasis: A rare presentation of cutis laxa
Visitas
...
S.G. Dantas, B.M. Trope, T.C. de Magalhães, D.R. Azulay, D.C. Quintella, M. Ramos-e-Silva
Autor para correspondencia
ramos.e.silva@dermato.med.br

Autor para correspondencia.
Servicio de Dermatología, Hospital Universitario, Escuela de Medicina, Universidad Federal de Río de Janeiro, Río de Janeiro, Brasil
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Director:

El cutis laxo (CL) es una enfermedad de la matriz extracelular, congénita o adquirida, que afecta a las fibras elásticas. Se manifiesta clínicamente como laxitud de la piel, que confiere aspecto de envejecimiento prematuro. La blefarocalasia es una forma adquirida de CL que afecta a la región periorbitaria, que normalmente comienza en la infancia o la adolescencia y se acompaña de episodios recurrentes de edema palpebral indoloro que dan lugar, tras varios brotes agudos, a una degradación de las fibras elásticas y laxitud en la piel de la región periorbitaria, lo que puede llegar a afectar al campo visual. La patogenia de la blefarocalasia o blefaroptosis sigue siendo incierta, si bien se ha señalado la implicación de mecanismos inmunopatógenos que dan lugar a la degradación de las fibras elásticas1,2. Grassegger et al.1 y Schaeppi et al.2 hallaron depósitos de inmunoglobulina A (IgA) alrededor de los vasos sanguíneos, glándulas sudoríparas y en la dermis papilar, mientras que Schaeppi et al.2 encontraron la IgA en las fibras elásticas perifoliculares. La histopatología muestra la presencia, en la dermis reticular, de fibras elásticas dispersas, fragmentadas y granulares.

El diagnóstico diferencial de la blefarocalasia incluye enfermedades inflamatorias (dermatitis de contacto, angioedema, blefaritis y angioedema hereditario), neoplasias (tumor retrobulbar o tumor/quiste de la glándula lacrimal), enfermedades sistémicas (enfermedad tiroidea y renal) y otras enfermedades de la matriz extracelular (síndrome de Ehlers-Danlos, pseudoxantoma elástico, elastolisis de la dermis media, anetodermia y elastolisis postinflamatoria) e incluso el envejecimiento fisiológico. Es posible, además, que forme parte de algún síndrome como sucede en el de Ascher (blefarocalasia, labio doble y gota atóxica).

El tratamiento de la blefarocalasia se basa en cirugías reconstructivas con propósito estético y terapéutico, si bien las recurrencias son frecuentes3.

El objetivo de este artículo es mostrar un caso de un paciente joven con blefarocalasia como presentación clínica de CL adquirido.

Un varón de 24 años acudió a consulta por flacidez en los párpados superiores con una evolución progresiva durante 8 años, que ocasionaba un importante daño estético. Informó de la aparición a lo largo de más de 2años de varios brotes de edema palpebral que sucedieron años antes de la aparición de la flacidez local y que no fueron tratados. El paciente no refería otros problemas. El examen dermatológico mostró laxitud de la piel de ambos párpados superiores, más acusado en el derecho, con ocultación parcial de las pestañas; la piel de la región palpebral superior estaba atrófica y de color violáceo (fig. 1). La blefaroptosis no afectaba al campo visual. Afirmó no haber utilizado ningún tipo de medicación para el tratamiento de la enfermedad. Las biopsias palpebrales (tinción hematoxilina-eosina) mostraron únicamente edema leve de la dermis superior. La tinción con orceína reveló la ausencia de fibras elásticas (fig. 2). La IgA fue positiva en el interior de las paredes de los vasos dérmicos. La tomografía computarizada de las órbitas, la placa de tórax y las pruebas de laboratorios fueron normales. Se realizó una blefaroplastia superior (fig. 3), con unos excelentes resultados estéticos y funcionales durante el seguimiento. El paciente manifestó haber experimentado un aumento en la amplitud del campo visual, en especial del superior al no estar ya cubiertos los ojos por los párpados superiores.

Figura 1.

Redundancia del párpado.

(0,07MB).
Figura 2.

Estudio histopatológico de la piel palpebral. A) Se aprecia únicamente edema leve en la dermis superior (40X, HE). B) Ausencia de fibras elásticas en la dermis del párpado (100X, orceína).

(0,16MB).
Figura 3.

Resultados excelentes tras la blefaroplastia.

(0,08MB).

La blefarocalasia se caracteriza por episodios de edema bilateral indoloros, y se considera una presentación clínica rara del CL4. Por lo general es autolimitada y refractaria a los antihistamínicos y corticosteroides, y en su fase quiescente y tras varios brotes agudos evoluciona hacia una pérdida bilateral de la piel periorbitaria5. La presencia de color violáceo en los párpados superiores6 también fue observada en nuestro paciente y llevó a realizar un diagnóstico diferencial con la dermatomiositis.

La fisiopatología de la blefarocalasia sigue siendo desconocida. Se cree que los episodios inflamatorios dan lugar a una degradación de las fibras elásticas por aumento en la actividad de la elastasa o disminución de la función de la enzima inhibidora de la elastasa, lo que desencadena una elastolisis3. En la gran mayoría de los casos de blefarocalasia no se notificaron manifestaciones sistémicas7. De acuerdo con los hallazgos descritos previamente, los depósitos de IgA, que probablemente se encuentren implicados en la patogenia de la enfermedad, se localizaron, en nuestro caso, en las paredes de los vasos sanguíneos1.

Se ha descrito la posible existencia de agentes desencadenantes como, entre otros, el estrés, la fiebre y las infecciones del tracto respiratorio superior3. Parece existir un mecanismo inmunológico más específico relacionado con las metaloproteasas que degradan la elastina y el colágeno1.

El tratamiento recomendado en la literatura es la blefaroplastia con propósitos estéticos o terapéuticos. Se aconseja que dicha cirugía se realice cuando la enfermedad está en la fase quiescente8. A diferencia de la mayoría de las enfermedades que afectan al tejido conjuntivo, el CL no suele interferir en la recuperación tras la cirugía9. Sin embargo, debido a la posibilidad de recurrencia, se hace necesario realizar un seguimiento del paciente10.

Es muy importante incluir la blefarocalasia entre los diagnósticos diferenciales de las dermatosis que afectan a la región periorbitaria, teniendo en cuenta la relevancia de realizar un diagnóstico correcto que facilite el tratamiento adecuado y el seguimiento del paciente.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
A. Grassegger, N. Romani, P. Fritsch, J. Smolle, H. Hintner.
Immunglobulin A (IgA) deposits in lesional skin of a patient with blepharochalasis.
Br J Dermatol, 135 (1996), pp. 791-795
[2]
H. Schaeppi, M. Emberger, U. Wieland, D. Metze, J.W. Bauer, G. Pohla-Gubo, et al.
Unilateral blepharochalasis with IgA-deposits.
Hautarzt, 53 (2002), pp. 613-617
[3]
D.M. Koursh, S.P. Modjtahedi, D. Selva, I. Leibovitch.
The blepharochalasis syndrome.
Surv Ophthalmol, 54 (2009), pp. 235-244
[4]
K. Kaneoya, Y. Momota, A. Hatamochi, F. Matsumoto, Y. Arima, Y. Miyachi, et al.
Elastin gene expression in blepharochalasis.
J Dermatol., 32 (2005), pp. 26-29
[5]
P.L. Custer, R.R. Tenzel, A.P. Kowalczyk.
Blepharochalasis syndrome.
Am J Ophthalmol., 99 (1985), pp. 424-428
[6]
A. Dózsa, Z.S. Károlyi, P. Degrell.
Bilateral blepharochalasis.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 19 (2005), pp. 725-728
[7]
J.L. Held, P. Schneiderman.
A review of blepharochalasis and other causes of the lax, wrinkled eyelid.
Cutis., 45 (1990), pp. 91-94
[8]
J.R. Collin.
Blepharochalasis. A review of 30 cases.
Ophthal Plast Reconstr Surg, 7 (1991), pp. 153-157
[9]
I.F. Paulsen, R. Bredgaard, B. Hesse, T. Steiniche, T.F. Henriksen.
Acquired cutis laxo: Diagnostic and therapeutic considerations.
J Plast Reconstr Aesthet Surg., 67 (2014), pp. e242-e243
[10]
G.M. Huemer, T. Schoeller, G. Wechselberger, B. Zelger, K.M. Dunst, H. Piza-Katzer.
Unilateral blepharochalasis.
Br J Plast Surg., 56 (2003), pp. 293-295
Copyright © 2018. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.