Información de la revista
Vol. 107. Núm. 3.
Páginas 255-257 (Abril 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 107. Núm. 3.
Páginas 255-257 (Abril 2016)
Carta científico-clínica
DOI: 10.1016/j.ad.2015.06.013
Acceso a texto completo
Melanoma con fenómeno de Meyerson: características clínicas y dermatoscópicas
Melanoma With Meyerson's Phenomenon: Clinical and Dermoscopic Features
Visitas
...
L.A. Bollea-Garlatti
Autor para correspondencia
agubollea@hotmail.com
agubollea@gmail.com

Autor para correspondencia.
, L.M. Molinari, G.N. Galimberti, R.L. Galimberti
Servicio de Dermatología, Centro de Cáncer de Piel y Cirugía Micrográfica de Mohs, Hospital Italiano de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Director:

Presentamos una mujer de 75 años de edad con antecedente de insuficiencia venosa en los miembros inferiores. Consultó por una lesión localizada en el tobillo izquierdo, de un año de evolución, que en la última semana había presentado eritema y prurito. Al examen físico se observaba una lesión ligeramente sobreelevada, de color azul oscuro y marrón, asimétrica, de límites mal definidos y 1cm de diámetro; se encontraba rodeada por un halo de eritema y descamación, y asentaba sobre un terreno de edema y dilataciones varicosas (fig. 1). Los diagnósticos presuntivos planteados fueron lesión equimótica asociada a dermatitis por estasis venosa vs. lesión melanocítica con halo de eccema (fenómeno de Meyerson).

Figura 1.

Presentación clínica. Lesión sobreelevada, de color azul oscuro y marrón, asimétrica, de límites mal definidos, 1cm de diámetro; rodeada por halo de eritema y descamación. Terreno de edema y dilataciones varicosas.

(0,1MB).

En la dermatoscopia detectamos la presencia de un velo azul-blanquecino y áreas desestructuradas de color marrón y negro distribuidas irregularmente (fig. 2A). A nivel del halo eritemato-descamativo observamos vasos glomerulares y puntiformes distribuidos en parches junto a descamación blanquecina fina (fig. 2B).

Figura 2.

Dermatoscopia. A) Velo azul-blanquecino y áreas desestructuradas de color marrón y negro distribuidas irregularmente. B) Vasos glomerulares y puntiformes junto a descamación blanquecina fina a nivel del halo eritemato-descamativo.

(0,22MB).

Los hallazgos dermatoscópicos profundizaron la sospecha de lesión melanocítica, específicamente melanoma maligno con halo eccema, por lo que realizamos una biopsia escisional de la lesión. En el estudio histopatológico de la misma se evidenció una proliferación de melanocitos atípicos con fase de crecimiento radial y vertical, migración intraepidérmica de melanocitos, nidos y placas irregulares que infiltraban la dermis papilar (fig. 3A). Estas células atípicas presentaban núcleos grandes e irregulares, con nucléolos evidentes, y ocasionales vacuolas intranucleares (fig. 3B). La epidermis adyacente presentaba acantosis con espongiosis moderada, exocitosis de linfocitos e hiperqueratosis, junto a un infiltrado inflamatorio mononuclear dispuesto en forma perivascular en la dermis (fig. 3C). Se confirmó el diagnóstico de melanoma de extensión superficial con fenómeno de Meyerson, Breslow 1,12mm. No se observó ulceración, regresión, invasión vásculo-linfática ni neurotropismo, siendo el índice mitótico bajo.

Figura 3.

Histopatología: A) Proliferación de melanocitos atípicos con fase de crecimiento radial y vertical, migración intraepidérmica de melanocitos, y nidos y placas irregulares que infiltran la dermis papilar (H&E ×4). B) Células atípicas con núcleos grandes e irregulares, nucléolos evidentes y ocasionales vacuolas intranucleares (H&E ×10). C) Epidermis adyacente con acantosis, espongiosis moderada y exocitosis de linfocitos, junto a un infiltrado inflamatorio mononuclear dispuesto en forma perivascular en la dermis (H&E ×10).

(0,51MB).

El halo eccema o fenómeno de Meyerson es un área de eritema y descamación que rodea simétricamente una lesión central, pudiendo ser pruriginoso o asintomático. En cuanto a su etiopatogenia existen varias hipótesis, siendo la principal una respuesta inmunológica con predominio de linfocitos CD4 positivos sobre linfocitos CD8 positivos1. El fenómeno fue descrito originalmente en nevos melanocíticos adquiridos, pero con el tiempo surgieron reportes en todo tipo de nevos melanocíticos (congénitos, displásicos) e incluso en lesiones no melanocíticas como el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular, las queratosis seborreicas y otros1,2. Rodins et al. comunicaron por primera vez la presencia del fenómeno de Meyerson en un melanoma in situ1, y más tarde Ferneiny et al. lo describen en un melanoma de extensión superficial de 0,75mm de Breslow3.

Si bien existen pocos trabajos sobre la dermatoscopia de lesiones melanocíticas con halo eccema, estos sugieren que el fenómeno inflamatorio no modifica ni oculta la visualización de estructuras y criterios dermatoscópicos, permitiendo así el correcto diagnóstico de las mismas2,4. En nuestro caso la presencia de velo azul blanquecino y áreas desestructuradas sugirieron el diagnóstico de melanoma.

En todos los tipos de dermatitis se observan vasos puntiformes, distribuidos en parches y escamo-costras amarillentas a la dermatoscopia5, similar a lo observado en nuestro caso a nivel del halo eccematoso. Las equimosis se presentan con un patrón homogéneo consistente en áreas purpúricas sin estructura en la dermatoscopia6, por lo cual desestimamos este diagnóstico en la paciente.

Tras la revisión de la literatura, este es el primer caso en el cual se describen las características dermatoscópicas de un melanoma invasivo con fenómeno de Meyerson. Estamos de acuerdo con los autores mencionados previamente1,3 en que este fenómeno no debe constituir un signo tranquilizador, ya que no es exclusivo de nevos; deben evaluarse las características dermatoscópicas de la lesión pigmentada, para determinar la benignidad o malignidad de la misma, y tomar lo conducta adecuada.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no poseer conflicto de intereses ni haber recibido financiación para este trabajo.

Agradecimientos

A las doctoras Ana Lucía López y María Victoria Rodríguez-Kowalczuk, por su aporte en la redacción y revisión de este trabajo.

Bibliografía
[1]
K. Rodins, L. Byrom, J. Muir.
Early melanoma with halo eczema (Meyerson's phenomenon).
Australas J Dermatol, 52 (2011), pp. 70-73
[2]
T.V. Gabbi, E.D. Omar, P.R. Criado, N.Y. Valente, J.E. Martins.
Clinical, dermoscopic and histopathological evaluation of the Meyerson nevus: Aase report.
An Bras Dermatol, 85 (2010), pp. 681-683
[3]
M. Ferneiny, I. Pansé, N. Schartz, M. Battistella, O. Verola, P. Morel, et al.
Disseminated perinaevic Meyerson phenomenon revealing melanoma.
Ann Dermatol Venereol, 139 (2012), pp. 137-141
[4]
A. Larre Borges, I. Zalaudek, C. Longo, L. Dufrechou, G. Argenziano, E. Lallas, et al.
Melanocytic nevi with special features: Clinical-dermoscopic and reflectance confocal microscopic-findings.
J Eur Acad Dermatol Venereol, 28 (2014), pp. 833-845
[5]
A. Lallas, J. Giacomel, G. Argenziano, B. García-García, D. Gonzáles-Fernández, I. Zalaudek, et al.
Dermoscopy in general dermatology: Practical tips for the clinician.
Br J Dermatol, 170 (2014), pp. 514-526
[6]
F. Vázquez-López, B. García-García, J. Sánchez-Martín, G. Argenziano.
Dermoscopic patterns of purpuric lesions.
Arch Dermatol, 146 (2010), pp. 938
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?