Información de la revista
Vol. 112. Núm. 10.
Páginas 903-904 (Noviembre - Diciembre 2021)
Visitas
...
Vol. 112. Núm. 10.
Páginas 903-904 (Noviembre - Diciembre 2021)
Dermatoscopia práctica
Open Access
Tumor pigmentado de cuero cabelludo
Pigmented Tumor on the Scalp
Visitas
...
J.N. Vidala,b,
Autor para correspondencia
jorgelinanvidal@gmail.com

Autor para correspondencia.
, A.C. Innocentic, N. Marabinib,c
a Servicio de Dermatología, Hospital Español de Mendoza, Mendoza, Argentina
b Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina
c Servicio de Dermatología, Hospital Luis Lagomaggiore, Mendoza, Argentina
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Presentación del caso

Una mujer de 27 años, sin antecedentes patológicos, consultó por un tumor asintomático en el cuero cabelludo de varios años de evolución. En el examen físico se observó una lesión pediculada de aproximadamente 2cm de diámetro, de color piel con zonas negro-grisáceas y de consistencia firme.

Comentarios

En esta lesión, con el dermatoscopio de luz polarizada se observó un patrón vascular polimorfo con vasos en horquilla, puntiformes, glomerulares y arboriformes con terminaciones elípticas. También se observaron áreas blancas alrededor de los vasos y una pigmentación periférica azul-grisácea. El estudio histopatológico de la lesión fue compatible con un poroma ecrino pigmentado (figs. 1-2).

Figura 1.

Aspecto clínico de la lesión localizada en la zona frontoparietal del cuero cabelludo.

(0,2MB).
Figura 2.

Aspecto dermatoscópico de la lesión (dermatoscopia de luz polarizada).

(0,09MB).

El poroma ecrino es una neoplasia anexial benigna derivada de células del acrosiringio, que se presenta más frecuentemente entre la cuarta y sexta década de la vida, sin predominio por el sexo1–3. Se suele presentar en los pies y en las manos, pero también puede desarrollarse en otras áreas localizaciones, aunque en el cuero cabelludo es infrecuente4,5. Clínicamente, se presenta como nódulos, pápulas o placas firmes1,5,6. Se reconocen las variantes pigmentada y no pigmentada, siendo la última menos frecuente1,3,5.

Dermatoscópicamente, este tumor exhibe una gran variabilidad de patrones, simulando en muchas ocasiones a otros tumores comunes de la piel4,5. Se describe dentro de ellos un patrón vascular polimorfo, en el que se puede encontrar, entre otros tipos de vasos, los llamados «en flor de cerezo», unos vasos arboriformes con unas terminaciones elípticas o semielípticas, y que fueron la clave para el diagnóstico en este paciente3–5. Otros hallazgos característicos son la presencia de áreas amarillentas sin estructura, glóbulos rojo lechosos, áreas blancas interconectadas alrededor de los vasos y glóbulos azul grisáceos, en las formas pigmentadas3–5.

Histológicamente, se observan nidos o cordones comunicados con la epidermis, compuestos por unas células de hábito basaloide1,4,6. Presenta una diferenciación poroide, que se caracteriza por la formación de luces ductales pequeñas1,4,6. En la forma pigmentada se observan, además, melanocitos y melanina2,4.

El diagnóstico diferencial incluye lesiones benignas como el granuloma piógeno, la queratosis seborreica y los angiofibromas, y neoplasias como el carcinoma espinocelular, el carcinoma basocelular y el melanoma1,5,6. A pesar de que el diagnóstico definitivo es histopatológico, y que la dermatoscopia no presenta características patognomónicas, esta última ayuda a establecer un diagnóstico clínico de sospecha1,3,5.

El tratamiento de elección es quirúrgico, ya que, a pesar de ser un tumor benigno, se han publicado casos de transformación a porocarcinoma ecrino2.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
C. Bombonato, S. Piana, E. Moscarella, A. Lallas, G. Argenziano, C. Longo.
Pigmented eccrine poroma: Dermoscopic and confocal features.
Dermatol Pract Concept, 6 (2016), pp. 59-62
[2]
Y.J. Choi, H.S. Kim, J.Y. Lee, H.O. Kim, Y.M. Park.
Eccrine poroma on the postauricular area: A rare presentation.
Ann Dermatol, 25 (2013), pp. 92-94
[3]
C. Bello-Cisternas, L. Navajas Galimany, A. Hasson Nissis, S. González-Bombardiere.
Poroma ecrino y sus patrones dermatoscópicos.
Rev Argent Dermatol, 96 (2015), pp. 47-60
[4]
M.A. Chessa, A. Patrizi, C. Baraldi, P.A. Fanti, A. Barisani, S. Vaccari.
Dermoscopic-Histopathological Correlation of Ecrine Poroma: An Observational Study.
Dermatol Pract Concept, 9 (2019), pp. 283-291
[5]
M.A. Marchetti, M.L. Marino, P. Virmani, S.W. Dusza, A.A. Marghoob, G. Nazzaro, et al.
Dermoscopic features and patterns of poromas: A multicentre observational case-control study conducted by the International Dermoscopy Society.
J Eur Acad Dermatol Venereol, 32 (2018), pp. 1263-1271
[6]
A. Schirra, M. Kogut, E. Hadaschik, A.H. Enk, H.A. Haenssle.
Eccrine poroma: Correlation of reflectance confocal microscopy and histopathology of horizontal sections.
J Eur Acad Dermatology Venereol, 30 (2016), pp. e167-e169
Copyright © 2021. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?