Información de la revista
Vol. 115. Núm. 3.
Páginas 307-308 (marzo 2024)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1884
Vol. 115. Núm. 3.
Páginas 307-308 (marzo 2024)
VIDEOS DE CIRUGÍA DERMATOLÓGICA
Acceso a texto completo
Técnica quirúrgica: braquiterapia adyuvante para prevenir la recidiva tras la escisión quirúrgica de queloides
Surgical Technique: Adjuvant Brachytherapy to Prevent Keloid Recurrence After Surgical Excision
Visitas
1884
G. Gallo-Pinedaa,
Autor para correspondencia
gonzalogallopineda@gmail.com

Autor para correspondencia.
, J.F. Millán-Cayetanoa, L. Gutiérrez-Bayardb, D. Jiménez-Galloa
a Departamento de Dermatología, Hospital Universitario Puerta del Mar, Cádiz, España
b Departamento de Oncología Radioterápica, Hospital Universitario Puerta del Mar, Cádiz, España
Contenido relaccionado
G. Gallo-Pineda, J.F. Millán-Cayetano, L. Gutiérrez-Bayard, D. Jiménez-Gallo
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Material adicional (1)
Texto completo
Introducción

Los queloides son trastornos fibroproliferativos secundarios a traumas, intervenciones quirúrgicas o quemaduras en individuos predispuestos, aunque raramente también pueden aparecer de forma espontánea. A diferencia de las cicatrices hipertróficas, exceden los márgenes de la herida original e invaden la piel sana adyacente. Los queloides pueden afectar a la calidad de vida de forma notable ya que a menudo asocian dolor y prurito, y en ocasiones pueden llegar a ser verdaderamente desfigurantes1. Dado que la recurrencia tras su exéresis es habitual, se han ensayado múltiples tratamientos con resultados variables. En este trabajo describimos de forma detallada la técnica quirúrgica requerida para la aplicación de braquiterapia de tasa de dosis alta (BT HDR), un método eficaz y seguro, habitualmente reservado a casos refractarios2.

Descripción de la técnica

Inicialmente se debe preparar la zona a tratar con una adecuada antisepsia y anestesia regional. Posteriormente, se extirpará el queloide con márgenes ajustados mediante bisturí frío. Tras una hemostasia cuidadosa, hay que disecar los márgenes del defecto para crear espacio para el tubo plástico de la braquiterapia y poder realizar la sutura del defecto con menor tensión. A continuación, se colocará dicho tubo plástico a lo largo del lecho de la herida, y se suturará la piel sobre él con precaución de no perforarlo. Para ello se recomienda emplear una sutura intradérmica, que permitirá un mejor control de la profundidad a la que maniobramos con la aguja. El catéter deberá quedar a unos 4 milímetros de profundidad. Finalmente, se cortará el catéter a la longitud deseada, y se sellarán los extremos con unos botones de plástico. Tras la colocación del catéter se administrará la BT HDR adyuvante2. Las dosis habituales oscilan entre 10 y 20 gray (Gy), repartidos en 1 a 5 fracciones. La fuente radioactiva empleada suele ser iridio-1923. En el caso presentado se empleó una dosis total de 15Gy repartida en 3 fracciones de 5Gy: la primera, a los 90 minutos de la colocación del catéter; la segunda, a las 6 horas de la primera fracción; y la tercera y última, a las 24 horas de la colocación del catéter. Se muestra en el video la administración de la tercera fracción, siendo el proceso idéntico para todas las fracciones.

Indicaciones y contraindicaciones de la técnica

La BT HDR adyuvante está indicada en queloides refractarios a tratamientos convencionales que alteren de forma significativa la calidad de vida del paciente, tanto por alteraciones estéticas como por disestesias2. Esta técnica estará contraindicada en queloides muy extensos, ya que es necesario que el defecto cierre de forma directa para poder cubrir adecuadamente al catéter de braquiterapia. Tampoco se podrá emplear en queloides de morfología compleja en los que colocar el catéter adecuadamente centrado en la herida sería imposible3. Otra contraindicación serán aquellos pacientes con miedo o ansiedad severa relacionados con la radiación, ya que esto podría afectar a su capacidad para tolerar el tratamiento. Finalmente, la BT HDR adyuvante requiere ausentarse del trabajo durante 1 o 2 días, lo que puede suponer una limitación para muchos pacientes.

Complicaciones

Distinguimos dos grupos de complicaciones en esta técnica: secundarias al procedimiento quirúrgico y secundarias a la BT HDR adyuvante. Entre las secundarias al procedimiento quirúrgico destacan: inflamación, infección o hemorragia de la herida quirúrgica, alteraciones de la sensibilidad en forma de hormigueo o quemazón por la sección de pequeños nervios cutáneos, reacciones alérgicas al anestésico empleado, y neuropraxia o axonotmesis en caso de bloqueos nerviosos. Entre las secundarias a la BT HDR encontramos: atrofia cutánea, telangiectasias, retraso en el proceso de cicatrización e hiperpigmentaciones cutáneas2,3.

Conclusiones

La BT HDR adyuvante a la exéresis quirúrgica del queloide es un procedimiento sencillo y bien tolerado, que podría ser de utilidad en casos refractarios. Como aspecto negativo, tiene unos costes directos e indirectos elevados en comparación con otras terapias.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
L. Téot, T.A. Mustoe, E. Middelkoop, G.G. Gauglitz.
The epidemiology of keloids. In: Textbook on scar management: State of the Art Management and Emerging Technologies.
1st ed., Springer, (2020), pp. 29
[2]
L. Gutierrez-Bayard, V. Diaz-Diaz, C. Salas Buzon.
Braquiterapia en tumores benignos: queloides. In: Guía de braquiterapia.
1st ed., Editorial Circulo Rojo, (2021), pp. 139-147
[3]
J. Bisbal, B. Guix, R. Coronel.
Tratamiento Combinado de los queloides mediante cirugía y braquiterapia.
Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana., (2009), pp. 35
Copyright © 2023. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas
Opciones de artículo
Herramientas
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?