Información de la revista
Vol. 108. Núm. 5.
Páginas 423-431 (Junio 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 108. Núm. 5.
Páginas 423-431 (Junio 2017)
DERMATOLOGÍA PRÁCTICA
DOI: 10.1016/j.ad.2016.07.018
Acceso a texto completo
Omalizumab en el tratamiento de la urticaria crónica inducible
Omalizumab in the Treatment of Chronic Inducible Urticaria
Visitas
...
P. Chicharro
Autor para correspondencia
somniem@gmail.com

Autor para correspondencia.
, P. Rodríguez, D. de Argila
Servicio de Dermatología, Hospital Universitario de La Princesa, Madrid, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (8)
Tabla 1. Tipos de urticaria crónica inducible
Tabla 2. Urticaria crónica por frío tratada con omalizumab
Tabla 3. Urticaria solar tratada con omalizumab
Tabla 4. Urticaria por presión retardada tratada con omalizumab
Tabla 5. Urticaria dermográfica tratada con omalizumab
Tabla 6. Urticaria crónica por calor tratada con omalizumab
Tabla 7. Urticaria colinérgica tratada con omalizumab
Tabla 8. Respuesta a omalizumab en las distintas urticarias crónicas inducibles
Mostrar másMostrar menos
Figuras (1)
Resumen

Omalizumab es un anticuerpo monoclonal recombinante humanizado anti-IgE actualmente aprobado para el tratamiento del asma grave y de la urticaria crónica espontánea refractarios a otros tratamientos. Su empleo en el manejo de las urticarias crónicas inducibles (aquellas que se desencadenan ante determinados estímulos), si bien está contemplado en algunas guías de consenso, sigue siendo un uso «fuera de indicación». El objetivo de esta revisión es reunir los casos y series de casos publicados de este tipo de urticarias tratadas con omalizumab, analizando las características más relevantes y los resultados terapéuticos. Los resultados parecen posicionar a omalizumab como una potencial alternativa eficaz y segura en el tratamiento de algunos casos de urticaria crónica inducible.

Palabras clave:
Urticaria crónica inducible
Omalizumab
Urticaria por frío
Urticaria solar
Urticaria por presión retardada
Urticaria colinérgica
Urticaria por calor
Abstract

Omalizumab is a recombinant humanized monoclonal antibody that inhibits immunoglobulin E. It has been approved for the treatment of severe asthma and chronic spontaneous urticaria refractory to other treatments. Its use in the management of chronic inducible urticaria (a type triggered by certain stimuli) is still considered off-label, although this use has been discussed in some consensus papers. This review brings together case reports and case series describing the use of omalizumab to treat chronic inducible urticaria. We analyze the most important aspects of the cases and the outcomes reported. The results seem to position omalizumab as a potentially effective, safe treatment alternative in some cases of chronic inducible urticaria.

Keywords:
Chronic inducible urticaria
Omalizumab
Cold urticaria
Solar urticaria
Delayed pressure urticaria
Cholinergic urticaria
Heat urticaria
Texto completo
Introducción

Omalizumab es un anticuerpo monoclonal recombinante humanizado anti-IgE. Ejerce su efecto mediante su unión con la molécula de IgE en la región destinada al receptor de las células diana, reduciendo así la presencia de IgE libre en plasma y disminuyendo de forma indirecta el número de receptores de IgE de alta afinidad del basófilo y del mastocito1,2.

Inicialmente aprobado para tratar el asma bronquial moderada-grave, su uso en el tratamiento de la urticaria crónica espontánea (UCE) ha sido aprobado en 2014 por la U. S. Food and Drug Administration y la European Medicines Agency. En las actuales guías de consenso de la European Academy of Allergology and Clinical Immunology, la Global Allergy and Asthma European Network, el European Dermatology Forum y la World Allergy Organization, omalizumab se incluye como tratamiento de tercera línea de la urticaria crónica en aquellos pacientes sin respuesta a dosis escalada de antihistamínicos3.

En el tratamiento de la UCE ha demostrado una alta eficacia terapéutica con un buen perfil de seguridad. Las reacciones anafilácticas, su efecto adverso más grave, han sido excepcionalmente descritas, existiendo un sistema establecido de vigilancia posterior a su administración para minimizar los riesgos1,4.

El empleo de omalizumab en el tratamiento de la urticaria crónica inducible (UCIn), aquella que aparece en respuesta a determinados estímulos –mayoritariamente físicos–, sigue siendo un empleo «fuera de indicación», pero cada vez hay más casos clínicos publicados en los que se utiliza esta alternativa terapéutica. Los distintos tipos de UCIn se exponen en la tabla 1.

Tabla 1.

Tipos de urticaria crónica inducible

UCIn físicas  UCIn no físicas 
Urticaria crónica por frío
Urticaria solar
Urticaria por presión retardada
Urticaria dermográfica o facticia
Urticaria crónica por calor
Urticaria vibracional 
Urticaria colinérgica
Urticaria acuagénica
Urticaria por contacto 

UCIn: urticaria crónica inducible.

El objetivo de esta revisión es resumir y analizar las características y los resultados de aquellos casos publicados de UCIn tratados con omalizumab. El análisis se realiza individualizado para cada subtipo de UCIn. La búsqueda de casos se realizó utilizando la base de datos MEDLINE mediante el sistema PubMed y el motor de búsqueda ClinicalKey®. La búsqueda de ensayos clínicos en curso se realizó en ClinicalTrials.gov.

Urticaria crónica por frío

La urticaria crónica por frío o urticaria a frígore (UCF) aparece tras la exposición de la piel a bajas temperaturas, pudiendo también aparecer tras la ingesta de alimentos fríos5. Constituye aproximadamente un 3% de los casos de urticaria crónica6.

En la tabla 2 aparecen 9 casos publicados de UCF tratados con omalizumab. A estos casos habría que añadir los incluidos en las series de Metz et al.13 y Sussman et al.14, que añaden 5 y 6 casos, respectivamente, con un total de 20 pacientes publicados. De estas series, solo se dispone de datos respecto al tratamiento y la respuesta, salvo por algunos casos aislados presentados previamente por sus autores.

Tabla 2.

Urticaria crónica por frío tratada con omalizumab

Autor  Edad comorbilidades  Tiempo de evolución  IgE total inicial  Dosis duración tratamiento  Respuesta 
Boyce7  12 años
Dermatitis atópica, asma, alergia a polen, gato y ácaros 
2 años  1.078UI/mL  375mg/2sem
>5 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación, pero con recidiva tras suspensión 
Metz et al.8  19 años
Ninguna 
4 años  64UI/mL  150mg/mes
>6 meses 
RC, con negativización de las pruebas de provocación 
Brodská et al.9  53 años
Infección VHB 
4 meses  207UI/mL  300mg/mes
4 meses 
RC mantenida, con negativización de pruebas de provocación 
Brodská et al.9  30 años
Ninguna 
1 año  20,8UI/mL  300mg/mes
8 meses 
Ausencia de respuesta, suspendiéndose el tratamiento 
Le Moing et al.10  66 años
Ninguna descrita 
6 años  89UI/mL  300mg/2sem
2 meses 
RC mantenida 
Le Moing et al.10  42 años
Dermatitis atópica, asma 
3 años  493UI/mL  300mg/2sem
2 meses 
RC, con 2 recidivas controladas con nuevas dosis únicas de 300mg 
Le Moing et al.10  21 años
Dermatitis atópica, asma 
8 años  1.772UI/mL  300mg/2sem
2 meses 
RC con una recidiva controlada con dosis única de 300mg 
Alba Marín et al.11  2 años
Ninguna 
6 meses  14,9UI/mL  75mg/mes
>9 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Zimmer et al.12  71 años
Urticaria solar 
11 años  740UI/mL  300mg/mes
>6 meses 
RP, con pruebas de provocación positivas y recidiva tras suspensión, que obligó a tratamiento mantenido 

RC: respuesta completa; RP: respuesta parcial; VHB: virus de la hepatitis B.

Al analizar los 9 pacientes expuestos en la tabla 2 encontramos que las comorbilidades más frecuentes son el asma y la atopia, sin diferencias aparentes en la posterior respuesta al tratamiento. De igual forma, las cifras de IgE previas al tratamiento son variables y sin una clara correlación con los resultados terapéuticos. Las dosis de omalizumab oscilan entre los 75mg/mes en un paciente pediátrico y los 375mg/2 semanas. El 78% (7/9) presentaron una respuesta completa con resolución de la sintomatología. En aquellos casos con recidiva tras la suspensión del tratamiento se adoptaron 2 actitudes: la administración de nuevas dosis aisladas o la reinstauración pautada del tratamiento; ambas obtuvieron la nueva resolución de los síntomas. Como caso anecdótico se incluye la paciente presentada por Zimmer et al.12, que tenía 2 tipos de UCIn: por frío y solar. En esta paciente, el control de ambos cuadros fue solo parcial, si bien se refiere una importante mejora en su calidad de vida.

En la serie de Metz et al.13, que incluye uno de los pacientes de la tabla 2 publicado previamente, un 50% (3/6) de los casos presentaron una respuesta completa al tratamiento con dosis de omalizumab de 150mg/mes, salvo un paciente, que precisó dosis de 150mg/semana para alcanzar el mismo efecto. En la serie de Sussman et al.14, los 6 pacientes tratados presentaron una respuesta completa, con dosis de 150mg/mes en 4 de ellos y dosis de 300mg/mes en los 2 restantes.

De la totalidad de los casos publicados, un 75% (15/20) presentaron una respuesta completa al tratamiento con omalizumab.

En ninguno de los casos se refieren efectos adversos relevantes. Solo uno de los publicados por Brodská y Schimd-Grendelmeier9 presentó astenia y somnolencia, lo que, asociado a la falta de respuesta, justificó su suspensión.

Urticaria solar

La urticaria solar (US) es un proceso poco común caracterizado por la aparición de habones tras la exposición a la radiación solar, luz visible o radiación ultravioleta. Dada la infrecuencia de la enfermedad no se dispone de datos epidemiológicos15,16. En la tabla 3 aparecen los 14 casos publicados de US tratados con omalizumab. A estos casos, de nuevo, habría que añadir 2 más incluidos en la serie de Metz et al.13, de la cual solo se dispone de datos respecto al tratamiento y la respuesta.

Tabla 3.

Urticaria solar tratada con omalizumab

Autor  Edad comorbilidades  Tiempo de evolución  IgE total inicial  Dosis duración tratamiento  Respuesta 
Güzelbey et al.17  52 años
Ninguna descrita 
1 año  22UI/mL  150mg/mes
>1 mes 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Waibel et al.18  16 años
Ninguna 
6 meses  851UI/mL  400mg/2sem
3 meses 
RP, con mejoría de pruebas de provocación 
Metz et al.8  29 años
Ninguna 
25 años  322UI/mL  300mg/mes
Desconocida 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Metz et al.8  55 años
Ninguna 
15 años  22UI/mL  150mg/2sem
Desconocida 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Duchini et al.19  24 años
Ninguna descrita 
3 años  77UI/mL  150mg/mes
4 meses 
Ausencia de respuesta clínica y en pruebas de provocación, suspendiendo el tratamiento 
Zimmer et al.12  71 años
Urticaria por frío 
11 años  740UI/mL  300mg/mes
>6 meses 
RP con pruebas de provocación positivas y recidiva tras suspensión, que obligó a tratamiento mantenido 
Pérez-Plaza et al.20  50 años
Ninguna descrita 
25 años  1.382UI/mL  150mg/2sem
1,5 meses 
Ausencia de respuesta clínica y en pruebas de provocación, suspendiendo el tratamiento 
Baliu-Piqué y Aguilera-Peiró21  43 años
Ninguna descrita 
6 años  1.500UI/mL  300mg/mes
8 meses 
RC 
Baliu-Piqué y Aguilera-Peiró21  58 años
Ninguna descrita 
15 años  2.874UI/mL  450mg/mes
>3 meses 
RC 
Baliu-Piqué y Aguilera-Peiró21  49 años
Ninguna descrita 
3 años  980UI/mL  300mg/mes
6 meses 
RC 
Arasi et al.22  16 años
Dermatitis atópica 
1,5 años  228UI/mL  300mg/mes
8 meses 
RC mantenida 
Levi et al.23  6 años
Dermatitis atópica 
1,5 años  2.004UI/mL  300mg/mes
12 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
De Dios-Velázquez et al.24  41 años
Dermatitis atópica, asma, alergia a ácaros y marisco 
3 años  186UI/mL  300mg/mes
8 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Müller et al.25  64 años
Ninguna descrita 
28 años  12UI/mL  150mg/mes
3 meses 
Ausencia de respuesta clínica y en pruebas de provocación, suspendiendo el tratamiento 

RC: respuesta completa; RP: respuesta parcial.

En los 14 pacientes expuestos encontramos que la comorbilidad más frecuente, de la misma manera que en otros tipos de UCIn, es la atopia, sin diferencias aparentes en la posterior respuesta al tratamiento. Sin embargo, respecto a las cifras de IgE basales y a pesar de ser variables, parece existir una tendencia en cuanto a una mayor respuesta en pacientes con cifras de IgE basales elevadas, respondiendo de forma completa un 63% (5/8) en este subgrupo. Las dosis de omalizumab oscilan entre los 150 y los 800mg/mes. El 64% (9/14) de los pacientes presentaron una respuesta completa con resolución de la sintomatología. Se mantuvo el tratamiento en 8 de ellos, siendo descrita por Metz et al.8 la recidiva de los síntomas en uno de sus casos al suspender el tratamiento, lo que propició la reinstauración del mismo con nuevo control total. El 14% (2/14) presentaron una respuesta parcial y el 21% (3/14) una ausencia total de respuesta al tratamiento. Destaca, de nuevo, la paciente presentada por Zimmer et al.12, con 2 tipos de UCIn: por frío y solar, y en la que el control de ambos cuadros fue solo parcial.

Por otro lado, los 2 pacientes añadidos por la serie de Metz et al.13 presentaron una respuesta completa uno y una respuesta parcial el otro.

De la totalidad de los casos publicados, un 62,5% (10/16) presentaron una respuesta completa al tratamiento con omalizumab, sin referirse ningún efecto adverso importante. Destaca, además, su uso con seguridad en 2 pacientes en edad pediátrica, de 6 y 16 años, a dosis de 300mg/mes, con respuesta completa en ambos y un tercero, de 16 años, con respuesta parcial.

Recientemente, Aubin et al.26 han publicado un estudio en fase ii en el que se trató con omalizumab (300mg/mes durante 2 meses; 3 dosis en total) a 10 pacientes con US estudiados mediante fototest y fotoprovocación (espectros de acción: ultravioleta A, B y espectro solar policromático). La variable principal fue la proporción de pacientes con control de las lesiones de US tras la provocación con una dosis de radiación ultravioleta 10 veces mayor que la dosis urticarial mínima basal a la semana 12 de tratamiento. Aproximadamente un 40% presentó mejoría clínica inicial, pero los resultados de eficacia según la variable principal no fueron estadísticamente significativos. No obstante, el estudio tiene las limitaciones derivadas de la ausencia de un grupo placebo y del pequeño número de pacientes incluidos.

Urticaria por presión retardada

La urticaria por presión retardada es una urticaria inducible rara, cuyas lesiones aparecen típicamente entre 4 y 6h después de aplicar una presión variable sobre la piel, como al permanecer sentado o usar ropa apretada. Hasta en el 37% de los casos puede asociarse a UCE, aunque en ocasiones pase desapercibida dado su inicio retardado27,28. En la tabla 4 aparecen los 9 casos publicados de urticaria por presión retardada tratados con omalizumab. A estos casos, de nuevo, habría que añadir 8 incluidos en la serie de Metz et al.13, de la cual solo se dispone de datos parciales.

Tabla 4.

Urticaria por presión retardada tratada con omalizumab

Autor  Edad comorbilidades  Tiempo de evolución  IgE total inicial  Dosis duración tratamiento  Respuesta 
Bindslev-Jensen y Skov29  39 años
Ninguna descrita 
10 años  32UI/mL  150mg/2 sem
>3 meses 
RC 
Magerl et al.30  37 años
UCE 
4,7 años  90UI/mL  150mg/mes
Desconocida 
RP 
Ivyanskiy et al.31  46 años
Ninguna 
3 años  98UI/mL  150mg/2sem
12 meses 
RP 
Rodríguez-Rodríguez et al.32  45 años
No descritas 
11 años  600UI/mL  300mg/mes
16 meses 
RC, con negativización de prueba de provocación y recidiva tras suspensión, que obligó a tratamiento mantenido 
Müller et al.33  61 años
Ninguna descrita 
1 año  179UI/mL  300mg/mes
12 meses 
RC y recidiva tras suspensión, que obligó a tratamiento mantenido 
Kasperska-Zajac et al.34  34 años
UCE y AE 
3 años  740UI/mL  150mg/6sem
8 meses 
RC y recidiva tras suspensión, que obligó a tratamiento mantenido 
Kasperska-Zajac et al.34  23 años
UCE 
1 año  43UI/mL  150mg/6sem
5 meses 
RC y recidiva tras suspensión, que obligó a tratamiento mantenido 
Kasperska-Zajac et al.34  59 años
UCE y AE 
20 años  No consta  300mg/mes
2 meses 
RP y suspensión 
Geller35  33 años
UCE y AE Hipersensibilidad a fármacos 
3 años  488UI/mL  300mg/mes
10 meses 
RC 

AE: angioedema; RC: respuesta completa; RP: respuesta parcial; UCE: urticaria crónica espontánea.

Respecto a los pacientes expuestos en la tabla 4, encontramos que la comorbilidad más frecuente, de manera superior a lo descrito en la literatura, es la UCE con o sin angioedema, que presentaban un 55% (5/9) de los pacientes, sin diferencias aparentes en la posterior respuesta al tratamiento; y, de nuevo, las cifras de IgE previas al tratamiento son muy variables y tampoco muestran correlación con la respuesta terapéutica. Destaca el caso descrito por Müller et al.33 al presentar una forma de urticaria ampollosa. Las dosis de omalizumab oscilan entre los 150mg/6 semanas y los 300mg/mes, siendo inferiores a las utilizadas en otros tipos de UCIn. El 67% (6/9) de los pacientes presentaron una respuesta completa con resolución de la sintomatología, refiriéndose en casi todos ellos una mejoría completa en solo 48h tras la primera inyección. En el caso de los pacientes de Kasperska-Zajac et al.34, se espaciaron las dosis de omalizumab hasta la reaparición de la clínica, dada la rapidez del efecto, optimizando así el tratamiento.

Por otro lado, los 8 pacientes de la serie de Metz et al.13 presentaron un 88% (7/8) de respuesta completa sin disponerse de más datos.

De la totalidad de casos publicados, un 76% (13/17) presentaron una respuesta completa y un 24%(4/17) una respuesta parcial al tratamiento con omalizumab, sin referirse ningún caso de ausencia total de respuesta ni ningún efecto adverso importante.

Urticaria dermográfica

La urticaria dermográfica, también denominada dermografismo sintomático o urticaria facticia, es una UCIn física poco frecuente, caracterizada por la aparición de habones pruriginosos al frotar o rascar la piel36.

En la tabla 5 se muestran las características de los 3 casos tratados con omalizumab publicados individualmente. En los 3 pacientes expuestos, hay un 66% (2/3) con respuesta completa. El paciente restante presentó una respuesta parcial y solo tras el incremento de la dosis inicial. Curiosamente, este paciente era el único con una IgE basal no elevada8. Las dosis empleadas fueron 300mg cada 2 o 4 semanas. No se describen efectos adversos.

Tabla 5.

Urticaria dermográfica tratada con omalizumab

Autor  Edad comorbilidades  Tiempo de evolución  IgE total inicial  Dosis duración tratamiento  Respuesta 
Krause et al.36  48 años
Ninguna descrita 
3 años  341UI/mL  300mg/2sem
3 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación. Recidiva tras suspensión 
Metz et al.8  49 años
Ninguna 
4 años  245UI/mL  300mg/mes
>6 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Metz et al.8  46 años
Ninguna 
2 años  20UI/mL  300mg/mes
>6 meses 
RP solo tras aumentar de 150 a 300mg/mes 

RC: respuesta completa; RP: respuesta parcial.

A los 2 casos descritos por Metz et al.8 hay que añadir 5 pacientes publicados en la serie del mismo autor13 (los primeros también se incluyen en los resultados finales de dicha serie). Estos 5 casos presentaron todos una respuesta completa.

En resumen, del total de pacientes con urticaria dermográfica un 87,5% (7/8) presentó una respuesta completa al tratamiento, un paciente presentó respuesta parcial y no hay casos publicados de fracaso terapéutico.

Urticaria crónica por calor

La urticaria crónica por calor es una UCIn física rara y de difícil manejo, que se desencadena por la aplicación local de calor en distintas formas: agua caliente, objetos calientes o exposición al calor solar (zonas expuestas y no expuestas) o artificial37.

En la tabla 6 se exponen los 4 únicos casos publicados de urticaria crónica por calor tratada con omalizumab. El 75% (3/4) presentaron una respuesta completa. El paciente restante no presentó ninguna mejoría, salvo por un discreto aumento (2°C) en la temperatura aplicada necesaria para obtener un test de provocación positivo8. Los pacientes no presentaban en este caso comorbilidades destacables, reseñándose solo un caso de hipogonadismo asociado, sin relevancia clínica para los autores38. Las cifras basales de IgE no parecen tener relación con la respuesta. Las dosis de omalizumab empleadas oscilan entre 300mg/mes y 450mg/2 semanas. De nuevo, no se describen efectos adversos relevantes.

Tabla 6.

Urticaria crónica por calor tratada con omalizumab

Autor  Edad comorbilidades  Tiempo de evolución  IgE total inicial  Dosis duración tratamiento  Respuesta 
Bullerkotte et al.38  42 años
Hipogonadismo 
3 años  429UI/mL  450mg/2sem
>19 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Metz et al.8  63 años
Ninguna 
5 años  111UI/mL  300mg/2sem
3 meses 
Ausencia de respuesta 
Carballada et al.39  34 años
Ninguna descrita 
1 año  56,8UI/mL  300mg/mes
6 meses 
RC con recidiva parcial tras suspensión 
Carballada et al.39  63 años
Ninguna descrita 
4 años  14,7UI/mL  300mg/mes
6 meses 
RC con negativización de pruebas de provocación mantenida un mes tras suspensión 

RC: respuesta completa; RP: respuesta parcial.

Urticaria por vibración

La urticaria por vibración es una de las UCIn físicas menos frecuentes. Se caracteriza por la aparición de habones o angioedema tras la exposición a estímulos vibratorios. Desencadenantes típicos son correr, montar en motocicleta, emplear maquinaria (taladros, etc.) e incluso tocar determinados instrumentos musicales. Solo se encuentra un caso publicado de urticaria por vibración tratado con omalizumab. Se trata de una mujer de 36 años con sintomatología de 20 años de evolución, sin comorbilidades referidas y con una IgE basal de 13UI/mL. Tras realizar tratamiento durante 3 meses con omalizumab 300mg/mes no presentó ninguna mejoría clínica. Sin embargo, experimentó una respuesta parcial tanto clínica como en pruebas de provocación (apoyo del antebrazo sobre un mezclador de vórtice durante intervalos progresivos) tras iniciar tratamiento con ketotifeno. No se describen efectos adversos en toda la evolución40.

Urticaria colinérgica

La urticaria colinérgica es una UCIn considerada no física, causada por el aumento de la temperatura corporal, ya sea por el ejercicio físico, la exposición a un ambiente caluroso o el estrés emocional. Constituye aproximadamente el 5% de las urticarias crónicas41.

En la tabla 7 se resumen las características de los 5 casos publicados individualmente en la literatura de pacientes con urticaria colinérgica tratados con omalizumab. Siguiendo el patrón de otras urticarias inducibles, las comorbilidades predominantes eran de tipo alérgico (rinitis estacional, alergia a pelo de gato) y las cifras de IgE libre basal eran muy variables, ambos parámetros sin aparente influencia sobre el resultado del tratamiento. El 80% (4/5) de los pacientes tratados con omalizumab presentaron una respuesta completa, con fracaso terapéutico en solo uno de ellos. Las dosis empleadas oscilaban entre los 300mg/cada 2 o 4 semanas.

Tabla 7.

Urticaria colinérgica tratada con omalizumab

Autor  Edad comorbilidades  Tiempo de evolución  IgE total inicial  Dosis duración tratamiento  Respuesta 
Metz et al.42  25 años
Rinitis estacional 
5 años  No consta  300mg/2sem
>6 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Otto y Calabria41  25 años
Rinitis estacional 
8 años  103UI/mL  300mg/mes
>5 meses 
RC, con negativización de pruebas de provocación 
Sabroe43  27 años
Alergia al pelo de gato 
9 años  1.523UI/mL  300mg/2sem
4 meses 
Ausencia de respuesta, suspendiéndose el tratamiento 
Bantz et al.44  14 años
Ninguna descrita 
>6 meses  54UI/mL  150mg/2sem
>2 meses 
RC 
Kutlu et al.45  49 años
Ninguna descrita 
3 años  980UI/mL  300mg/mes
6 meses 
RC 

RC: respuesta completa; RP: respuesta parcial.

La serie publicada por Metz et al.13 añade 7 casos, de los cuales 4 presentaron una respuesta completa, uno parcial y 2 no presentaron ninguna mejoría.

En resumen, del total de pacientes con urticaria colinérgica tratados con omalizumab, un 67% (8/12) presentó una respuesta completa al tratamiento sin efectos adversos relevantes referidos.

Urticaria acuagénica

La urticaria acuagénica es una forma infrecuente de UCIn no física. Sus síntomas aparecen tras la exposición al agua, independientemente de su temperatura. Generalmente, no se relaciona con la ingesta de agua. Probablemente debido a la baja prevalencia de esta afección, solo encontramos un caso publicado de urticaria acuagénica tratado con omalizumab. Se trata de una paciente de 34 años, sin comorbilidades, con una historia de esta dolencia de 2 años de evolución, que presentó resolución completa de la sintomatología tras 2 meses de tratamiento a dosis de 300mg/4 semanas. No se dispone de las cifras previas de IgE en sangre y no se describen efectos adversos46.

Discusión

En los últimos años hemos asistido a la ampliación en las indicaciones de omalizumab, un anticuerpo monoclonal anti-IgE, incluyendo su reciente aprobación para el tratamiento de la UCE. En relación con el tratamiento de la UCIn, varios autores han defendido el posible efecto terapéutico de este fármaco basándose en un hipotético papel de la IgE en la patogenia de este tipo de urticaria o en la acción del mismo sobre la inmunidad celular1,8.

Actualmente, solo disponemos de casos aislados y pequeñas series de casos como material publicado para conocer los resultados y las características del tratamiento de la UCIn con omalizumab. Esto plantea serias limitaciones, al poder existir un sesgo de selección en los casos publicados.

Otra limitación fundamental es la falta de parámetros de respuesta objetivos que permitan homogeneizar el análisis del efecto terapéutico. De hecho, hasta hace poco tiempo, y al contrario de lo que ocurría en la UCE, en el seguimiento de la UCIn no existían instrumentos de evaluación clínica como el UAS o el UAS7. En 2014, Weller et al.47 diseñaron un cuestionario, el Urticaria Control Test, adaptado transculturalmente al castellano48, que permite, junto con la determinación de umbrales, un seguimiento clínico y una monitorización del control de la enfermedad más adecuados49,50. Sin embargo, estas herramientas no se emplearon en la gran mayoría de los artículos revisados, lo que supone una limitación en el análisis de las respuestas clínicas.

En nuestra revisión, y como ya ocurría en alguna de las series de casos incluidas13, los pacientes que más parecen beneficiarse de este tratamiento son aquellos que padecen urticaria dermográfica o urticaria por presión retardada, con un 87,5 y un 76%, respectivamente, de respuestas completas al tratamiento y sin casos de ausencia de este. El peor resultado, que corresponde a los casos de US, no deja de ser prometedor, con un 62,5% de respuestas completas. En la tabla 8 se resumen las respuestas al tratamiento con omalizumab en las distintos tipos de UCIn.

Tabla 8.

Respuesta a omalizumab en las distintas urticarias crónicas inducibles

Tipo de urticaria  Respuesta completa  Respuesta parcial  Ausencia de respuesta 
Urticaria crónica por fríoa  15/20 (75%)  1/20 (5%)  4/20 (20%) 
Urticaria solara  10/16 (62,5%)  3/16 (18,75%)  3/16 (18,75%) 
Urticaria por presión retardadaa  13/17 (76%)  4/17 (24%)  0/17 (0%) 
Urticaria dermográficaa  7/8 (87,5%)  1/8 (12,5%)  0/8 (0%) 
Urticaria crónica por calor  3/4 (75%)  0/4 (0%)  1/4 (25%) 
Urticaria por vibración  0/1 (0%)  0/1 (0%)  1/1 (100%) 
Urticaria colinérgicaa  8/12 (67%)  1/12 (8%)  3/12 (25%) 
Urticaria acuagénica  1/1 (100%)  0/1 (0%)  0/1 (0%) 
a

A los casos individuales se suman las distintas series descritas en los apartados respectivos.

Por otra parte, en los casos revisados parece que las cifras de IgE total basal, al contrario de lo que ocurre en el tratamiento del asma, no tienen relación con la respuesta al tratamiento y, de hecho, se objetivan respuestas completas de igual forma en pacientes con cifras de IgE normales o elevadas. Este hecho ya fue destacado por Metz et al.13 y parece respaldado por nuestra revisión. Como ya se ha comentado, solo en el caso de la US parece encontrarse una tendencia a la mayor eficacia terapéutica cuando las cifras de IgE están elevadas.

En relación con la dosificación empleada, las pautas son, por lo general, muy variables en todos los subtipos de UCIn. La posología empleada, en ocasiones sigue los esquemas establecidos en el tratamiento del asma (dependiente de IgE y peso) y, en otros casos, se decide de forma empírica o basándose en las recomendaciones para la UCE. Como señalan Francés et al.1, la dosis óptima probablemente se encuentre entre 150-300mg/2-4 semanas.

Respecto a la duración del tratamiento, es imposible por el momento recomendar una pauta concreta debido a la gran variabilidad entre los casos y los factores externos condicionantes en estos, al ser tratamientos «fuera de indicación». No obstante, basándonos en nuestra revisión y en otro análisis retrospectivo que también incluía pacientes con UCE51, la reintroducción de omalizumab en pacientes que respondieron inicialmente parece segura y mantiene la eficacia.

Es importante destacar la ausencia de efectos adversos relevantes en la totalidad de los casos, encontrando únicamente un caso cuya paciente con UCF refería, como ya hemos reseñado, astenia y somnolencia9.

En un futuro cercano, probablemente tendremos mucha más información respecto a resultados del tratamiento con omalizumab en este tipo de urticarias, ya que actualmente hay en curso distintos ensayos clínicos: CUN-OMAL-UCOL52, CUTEX53 y UFO54, dirigidos a estudiar omalizumab en el tratamiento de urticaria colinérgica, UCF y urticaria dermográfica, respectivamente. De hecho, recientemente se ha publicado un estudio en fase ii referente a la US, como ya se ha comentado al hablar de este tipo de urticaria26. La publicación de estas investigaciones tal vez nos permita establecer de una forma más concreta indicaciones, dosis y duración del tratamiento.

Por el momento, omalizumab se posiciona como una potencial alternativa terapéutica, eficaz y segura, en tercera línea del tratamiento de la UCIn, de igual forma que ya se ha establecido en la UCE.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los Dres. Chicharro y Rodríguez declaran no tener ningún conflicto de intereses. El Dr. de Argila ha sido Clinical Advisor y ha participado en ensayos clínicos promovidos por Novartis.

Bibliografía
[1]
L. Francés, M. Leiva-Salinas, J.F. Silvestre.
Omalizumab en el tratamiento de la urticaria crónica.
Actas Dermosifiliogr., 105 (2014), pp. 45-52
[2]
M. Saavedra, S. Sur.
Down regulation of the high-affinity IgE receptor associated with successful treatment of chronic idiopathic urticaria with omalizumab.
Clin Mol Allergy., 9 (2011), pp. 2
[3]
T. Zuberbier, W. Aberer, R. Asero, C. Bindslev-Jensen, Z. Brzoza, G.W. Canonica, et al.
The EAACI/GA2LEN/EDF/WAO guideline for the definition, classification, diagnosis, and management of urticaria: The 2013 revision and update.
Allergy, 69 (2014), pp. 868-887
[4]
L. Cox, P. Lieberman, D. Wallace, F.E. Simons, I. Finegold, T. Platts-Mills, American Academy of Allergy, Asthma and Immunology; American College of Allergy, Asthma and Immunology, et al.
American Academy of Allergy, Asthma and Immunology/American College of Allergy, Asthma and Immunology Joint Task Force Report on omalizumab-associated anaphilaxis.
J Allergy Clin Inmmunol., 120 (2007), pp. 1373-1377
[5]
M.C. Koeppel, S. Bertrand, R. Abitan, R. Signoret.
Urticaria caused by cold: 104 cases.
Ann Dermatol Venereol., 123 (1996), pp. 627-632
[6]
Y.L. Buss, M. Sticherling.
Cold urticaria; disease course and outcome--An investigation of 85 patients before and after therapy.
Br J Dermatol, 153 (2005), pp. 440-441
[7]
J.A. Boyce.
Successful treatment of cold-induced urticaria/anaphylaxis with anti-IgE.
J Allergy Clin Immunol., 117 (2006), pp. 1415-1418
[8]
M. Metz, S. Altrichter, E. Ardelean, B. Kessler, K. Krause, M. Magerl, et al.
Anti-immunoglobulin E treatment of patients with recalcitrant physical urticaria.
Int Arch Allergy Immunol., 154 (2011), pp. 177-180
[9]
P. Brodská, P. Schimd-Grendelmeier.
Treatment of severe cold contact urticaria with omalizumab: Case reports.
Case Rep Dermatol., 4 (2012), pp. 275-280
[10]
A. Le Moing, C. Bécourt, E. Pape, Y. Dejobert, E. Delaporte, D. Staumont-Sallé.
Effective treatment of idiopathic cold urticaria with omalizumab: Report of 3 cases.
J Am Acad Dermatol., 69 (2013), pp. e99-e101
[11]
J.C. Alba Marín, A. Martorell Aragones, P. Satorre Viejo, E. Gastaldo Simeon.
Treatment of severe cold-induced urticaria in a child with omalizumab.
J Investig Allergol Clin Immunol., 25 (2015), pp. 303-304
[12]
S. Zimmer, A. Peveling-Oberhag, A. Weber, T.T. Gilfert, U. Rady-Pizarro, P. Staubach.
Unique coexistence of cold and solar urticaria and its efficient treatment.
Br J Dermatol., 174 (2015),
[13]
M. Metz, T. Ohanyan, M.K. Church, M. Maurer.
Omalizumab is an effective and rapidly acting therapy in difficult-to-treat chronic urticaria: A retrospective clinical analysis.
J Dermatol Sci., 73 (2014), pp. 57-62
[14]
G. Sussman, J. Hébert, C. Barron, J. Bian, R.M. Caron-Guay, S. Laflamme, et al.
Real-life experiences with omalizumab for the treatment of chronic urticaria.
Ann Allergy Asthma Immunol., 112 (2014), pp. 170-174
[15]
P. Eguino, O. Lasa, J. Gardeazábal, J.L. Díaz-Pérez.
Urticaria solar. Estudio de 20 casos.
Actas Dermosifiliogr., 96 (2005), pp. 25-29
[16]
N.C. Botto, E.M. Warshaw.
Solar urticaria.
J Am Acad Dermatol., 59 (2008), pp. 909-920
[17]
O. Güzelbey, E. Ardelean, M. Magerl, T. Zuberbier, M. Maurer, M. Metz.
Successful treatment of solar urticaria with anti-immunoglobulin E therapy.
Allergy., 63 (2008), pp. 1563-1565
[18]
K.H. Waibel, D.A. Reese, R.G. Hamilton, R. Devillez.
Partial improvement of solar urticaria after omalizumab.
J Allergy Clin Immunol., 125 (2010), pp. 490-491
[19]
G. Duchini, W. Bäumler, A.J. Bircher, K. Scherer.
Failure of omalizumab (Xolair) in the treatment of a case of solar urticaria caused by ultraviolet A and visible light.
Photodermatol Photoimmunol Photomed., 27 (2011), pp. 336-337
[20]
A. Pérez-Plaza, M.J. Concha-Garzón, G. Solano-López, D. de Argila.
Failure of omalizumab in ultraviolet-induced severe solar urticaria.
Immunology., 33 (2014), pp. 147-148
[21]
C. Baliu-Piqué, P. Aguilera Peiró.
Three cases of solar urticaria successfully treated with omalizumab.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 30 (2016), pp. 704-706
[22]
S. Arasi, G. Crisafulli, L. Caminiti, F. Guarneri, T. Aversa, F. Porcaro, et al.
Treatment with omalizumab in a 16-year-old Caucasian girl with refractory solar urticaria.
Pediatr Allergy Immunol., 26 (2015), pp. 583-585
[23]
A. Levi, Y. Tal, Z. Dranitzki, M. Shalit, D.E. Claes.
Successful omalizumab treatment of severe solar urticaria in a 6-year-old child.
Pediatr Allergy Immunol., 26 (2015), pp. 588-590
[24]
A. De Dios-Velázquez, M. Gónzalez-de Arriba, V. Beteta-Gorriti, E. Macías, V. Campanón-Toro, I. Dávila.
Effectiveness of omalizumab in severe solar urticaria.
Ann Allergy Asthma Immunol, 116 (2016), pp. 256-264
[25]
S. Müller, C.M. Schempp, T. Jakob.
Failure of omalizumab in the treatment of solar urticaria.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 30 (2016), pp. 524-525
[26]
F. Aubin, M. Avenel-Audran, M. Jeanmougin, H. Adamski, J.L. Peyron, M.C. Marguery, et al.
Omalizumab in patients with severe and refractory solar urticaria: A phase ii multicentric study.
J Am Acad Dermatol., 74 (2016), pp. 574-575
[27]
A.P. Kaplan.
Urticaria and angioedema.
Middleton's allergy: Principles and practice, 7th ed., pp. 1071-1072
[28]
R.J. Barlow, F. Warburton, K. Watson, A.K. Black, M.W. Greaves.
Diagnosis and incidence of delayed pressure urticaria in patients with chronic urticaria.
J Am Acad Dermatol., 29 (1993), pp. 954-958
[29]
C. Bindslev-Jensen, P.S. Skov.
Efficacy of omalizumab in delayed pressure urticaria: A case report.
[30]
M. Magerl, P. Staubach, S. Altrichter, E. Ardelean, K. Krause, M. Metz, et al.
Effective treatment of therapy-resistant chronic spontaneous urticaria with omalizumab.
J Allergy Clin Immunol., 126 (2010), pp. 665-666
[31]
I. Ivyanskiy, C. Sand, F. Thomsen.
Omalizumab for chronic urticaria: A case series and overview of the literature.
Case Rep Dermatol., 4 (2012), pp. 19-26
[32]
M. Rodríguez-Rodríguez, D. Antolin-Amerigo, J. Barbarroja-Escudero, M.J. Sánchez-González, M. Alvarez-Mon.
Successful treatment of severe delayed pressure angio-edema with omalizumab.
Allergol Immunopathol (Madr)., 42 (2014), pp. 78-80
[33]
S. Müller, D. Rafei-Shamsabadi, K. Technau-Hafsi, S. Renzel, T. Jakob.
Bullous delayed pressure urticaria responding to omalizumab.
Acta Derm Venereol., 96 (2016), pp. 416-417
[34]
A. Kasperska-Zajac, J. Jarząb, A. Żerdzińska, K. Bąk, A. Grzanka.
Effective treatment of different phenotypes of chronic urticaria with omalizumab: Case reports and review of literature.
Int J Immunopathol Pharmacol., 29 (2016), pp. 320-328
[35]
M. Geller.
Successful treatment of occupational delayed pressure urticaria and angioedema with omalizumab.
Ann Allergy Asthma Immunol., 116 (2016), pp. 81-82
[36]
K. Krause, E. Ardelean, B. Kessler, M. Magerl, M. Metz, F. Siebenhaar, et al.
Antihistamine-resistant urticaria factitia succesfully treated with anti-immunoglobulin E therapy.
Allergy., 65 (2010), pp. 1494-1495
[37]
M. Abajian, N. Schoepke, S. Altrichter, T. Zuberbier, M. Maurer.
Physical urticarias and cholinergic urticaria.
Immunol Allergy Clin North Am., 34 (2014), pp. 73-88
[38]
U. Bullerkotte, D. Wieczorek, A. Kapp, B. Wedi.
Effective treatment of refractory severe heat urticaria with omalizumab.
[39]
F. Carballada, R. Nuñez, J. Martín-Lázaro, Y. Juárez, I. Castiñeira, L. Fernández, et al.
Omalizumab treatment in 2 cases of refractory heat urticaria.
J Investig Allergol Clin Immunol., 23 (2013), pp. 519-521
[40]
A. Pressler, M. Grosber, M. Halle, J. Ring, K. Brockow.
Failure of omalizumab and successful control with ketotifen in a patient with vibratory angio-oedema.
Clin Exp Dermatol., 38 (2013), pp. 151-153
[41]
H.F. Otto, C.W. Calabria.
A case of severe refractory chronic urticaria: A novel method for evaluation and treatment.
Allergy Asthma Proc., 30 (2009), pp. 333-337
[42]
M. Metz, P. Bergmann, T. Zuberbier, M. Maurer.
Successful treatment of cholinergic urticaria with anti-immunoglobulin E therapy.
[43]
R.A. Sabroe.
Failure of omalizumab in cholinergic urticaria.
Clin Exp Dermatol., 122 (2010), pp. 148-156
[44]
S.K. Bantz, J.G. Calderon, D.H. Dreyfus.
Successful treatment of refractory cholinergic urticaria with omalizumab in a pediatric patient.
J Allergy Clin Immunol., 131 (2013), pp. AB28
[45]
A. Kutlu, A. Tanoglu, S. Ozturk.
Healing effects of omalizumab in a patient with cholinergic urticaria associated severe dyspeptic complaints.
Chin Med J (Engl)., 128 (2015), pp. 1559-1560
[46]
A. Rorie, S. Gierer.
A case of aquagenic urticaria succesfully treated with omalizumab.
J Allergy Clin Immunol Pract., 4 (2016), pp. 547-548
[47]
K. Weller, A. Groffik, M.K. Church, T. Hawro, K. Krause, M. Metz, et al.
Development and validation of the Urticaria Control Test: A patient-reported outcome instrument for assessing urticaria control.
J Allergy Clin Immunol., 133 (2014), pp. 1365-1372
[48]
I. García-Díez, L. Curto-Barredo, K. Weller, R.M. Pujol, M. Maurer, A.M. Giménez-Arnau.
Adaptación transcultural del cuestionario Urticaria Control Test del alemán al castellano.
Actas Dermosifiliogr., 106 (2015), pp. 746-752
[49]
M. Magerl, E. Borzova, A. Giménez-Arnau, C.E. Grattan, F. Lawlor, P. Mathelier-Fusade, et al.
The definition and diagnostic testing of physical and cholinergic urticarias--EAACI/GA2LEN/EDF/UNEV consensus panel recommendations.
Allergy., 64 (2009), pp. 1715-1721
[50]
M. Magerl, S. Altrichter, E. Borzova, A. Giménez-Arnau, C.E. Grattan, F. Lawlor, et al.
The definition, diagnostic testing and management of chronic inducible urticarias - Update and revision of the EAACI/GA(2) LEN/EDF/UNEV 2009 consensus panel recommendations.
Allergy., 71 (2016), pp. 780-802
[51]
M. Metz, T. Ohanyan, M.K. Church, M. Maurer.
Retreatment with omalizumab results in rapid remission in chronic spontaneous and inducible urticaria.
JAMA Dermatol., 150 (2014), pp. 288-290
[52]
Multicenter randomized, double-blind, placebo-controlled parallel clinical trial to assess efficacy and safety of omalizumab (Xolair®) in a new indication: Cholinergic urticaria. En: ClinicalTrials.gov (Internet). Bethesda (MD): National Library of Medicine (US); 2000 [consultado 20 Mar 2016]. Disponible en: http://clinicaltrials.gov/show/NCT02012387
[53]
A two-center, double blind, placebo-controlled study in parallel design to assess the efficacy and safety of 150 and 300mg omalizumab in subjects with antihistamine-resistant cold contact urticaria (CCU). En: ClinicalTrials.gov (Internet). Bethesda (MD): National Library of Medicine (US); 2000 [consultado 20 Mar 2016]. Disponible en: http://clinicaltrials.gov/show/NCT01580592
[54]
Double-blind, placebo-controlled 12-week, parallel-group study with a 6 weeks follow up period to demonstrate efficacy and safety of subcutaneous omalizumab in patients with urticaria factitia refractory to standard treatment. En: ClinicalTrials.gov (Internet). Bethesda (MD): National Library of Medicine (US); 2000 [consultado 20 Mar 2016]. Disponible en: http://clinicaltrials.gov/show/NCT02169115
Copyright © 2016. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.