Información de la revista
Vol. 113. Núm. 5.
Páginas 510-511 (Mayo 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 113. Núm. 5.
Páginas 510-511 (Mayo 2022)
CASOS PARA EL DIAGNÓSTICO
Open Access
Lesiones ampollosas de reciente aparición
Recent-Onset Bullous Lesions
Visitas
...
L. Rodríguez-Lago
Autor para correspondencia
lauramatri@gmail.com

Autor para correspondencia.
, P. Almeida-Martín, L. Borrego-Hernando
Servicio de Dermatología, Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas, España
Contenido relaccionado
Actas Dermosifiliogr. 2022;113:T510-T51110.1016/j.ad.2020.10.010
L. Rodríguez-Lago, P. Almeida-Martín, L. Borrego-Hernando
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Descripción del caso

Una mujer de 48 años, sin antecedentes de interés, consultó por unas lesiones cutáneas pruriginosas diseminadas de una semana de evolución. La paciente tenía un buen estado general y no asociaba sintomatología sistémica. En la exploración presentaba unas placas erosivocostrosas numulares, de diferentes tamaños (fig. 1), y ampollas tensas, algunas de contenido claro y otras de contenido purulento, localizadas de forma generalizada en los miembros superiores, la región hipogástrica y de forma extensa en los miembros inferiores, abarcando tanto los muslos como la región pretibial. Las lesiones ampollosas eran más numerosas en la mano derecha (fig. 2). No se apreciaban lesiones en las mucosas.

Figura 1.

Placas erosivocostrosas numulares de diferentes tamaños de predominio en extremidades.

(0,05MB).
Figura 2.

Ampollas tensas, algunas de contenido claro y otras de contenido purulento, en las manos.

(0,05MB).
Pruebas complementarias

Se realizó un cultivo bacteriano de una ampolla de contenido purulento, así como una biopsia cutánea de una de las lesiones para su estudio histológico y con inmunofluorescencia directa. Histológicamente (fig. 3a) se observó un patrón de reacción espongiótica aguda, con la presencia de una ampolla subcórnea con neutrófilos en su interior y unas estructuras filamentosas PAS positivas en la capa córnea (fig. 3b). Tanto el cultivo bacteriano como la inmunofluorescencia directa resultaron negativos.

Figura 3.

En el estudio histológico (a) se observó un patrón de reacción espongiótico agudo, con presencia de una ampolla subcórnea con neutrófilos en su interior y estructuras filamentosas PAS positivas en la capa córnea (b).

(0,11MB).

¿Cuál es el diagnóstico?

Diagnóstico

Tiña variante ampollosa.

Evolución y tratamiento

Con estos hallazgos histopatológicos se realizó una anamnesis dirigida que reveló el contacto previo con gatos callejeros. Se realizó toma de escamas para cultivo micológico, en el que se aisló Microsporum canis. Las lesiones se resolvieron tras el tratamiento con terbinafina oral 250mg/día durante 4 semanas e imidazol tópico.

Comentario

La tiña ampollosa, descrita por Costello en 19521, constituye una variante clínica de las dermatofitosis con menos de 70 casos descritos en la literatura. De forma característica aparecen ampollas dentro de un contexto inflamatorio intenso, normalmente a causa de un dermatofito zoofílico, siendo el Tricophyton mentagrophytes y el Microsporum canis los más aislados2. El pie es la localización descrita con mayor frecuencia. Habitualmente las lesiones ampollosas se restringen a los bordes de las placas, siendo excepcionales los casos extensos como el de nuestra paciente3. El diagnóstico diferencial de lesiones ampollosas diseminadas en un adulto es amplio e incluye las infecciones, la dermatitis de contacto, el prurigo por insectos y las enfermedades ampollosas autoinmunes4. La localización asimétrica de las lesiones ampollosas en la tiña puede ayudar a distinguirla de una enfermedad ampollosa autoinmune, aunque en casos extensos como el nuestro no permite diferenciarlas clínicamente. La presentación secundaria de una tiña no ampollosa en el seno de una enfermedad ampollosa autoinmune tratada con corticoides también puede simular una tiña ampollosa5. Las dermatofítides pueden diferenciarse de la tiña ampollosa porque el examen directo y el cultivo son negativos al tratarse de una reacción de hipersensibilidad a distancia.

La tiña ampollosa responde a la pauta habitual de tratamiento de las dermatofitosis6. No obstante, debido a la mayor tasa de resistencia de Microsporum canis a la terbinafina, se debe valorar una pauta de tratamiento con dosis superiores a las recomendadas y/o de forma prolongada en estos casos.

Este caso ilustra una manifestación inusual de una dermatosis frecuente en nuestro medio que conviene considerar en el diagnóstico diferencial de las lesiones ampollosas, en un contexto epidemiológico adecuado.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
M.J. Costello.
Vesicular Trichophyton rubrum (purpureum) infection simulating dermatitis herpetiformis.
AMA Arch Dermatol Syphilol., 66 (1952), pp. 653-654
[2]
C. Romano, E. Gaviria Morales, L. Feci, E. Trovato, M. Fimiani.
Six cases of tinea bullosa in Siena, Italy.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 30 (2016), pp. 133-135
[3]
P. Sahu, S. Dayal, P.G. Mawlong, P. Punia, R. Sen.
Tinea corporis bullosa secondary to Trichophyton verrucosum: A newer etiological agent with literature review.
Indian J Dermatol., 65 (2020), pp. 76-78
[4]
J.K. Padhiyar, N.H. Patel, T. Gajjar, B. Patel, A. Chhibber, M. Buch.
A distinct clinicopathological presentation of cutaneous dermatophytosis mimicking autoimmune blistering disorder.
Indian J Dermatol., 63 (2018), pp. 412-414
[5]
Z.H. Liu, H. Shen.
Tinea incognito in an old patient with bullous pemphigoid receiving topical high potency steroids.
J Mycol Med., 25 (2015), pp. 245-246
[6]
N. Meykadeh, K. Waltermann, M. Shaller, W.C. Marsch, M. Fisher.
Bullous ulcerating tinea.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 23 (2009), pp. 846-847
Copyright © 2021. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?