Información de la revista
Vol. 111. Núm. 5.
Páginas 444-446 (Junio 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 111. Núm. 5.
Páginas 444-446 (Junio 2020)
CARTA CIENTÍFICO-CLÍNICA
DOI: 10.1016/j.ad.2018.10.032
Open Access
Determinantes del tratamiento de las queratosis actínicas por médicos de atención primaria
Actinic Keratosis and Primary Care Physicians: Factors Affecting the Decision to Treat or Not
Visitas
...
J.J. Pereyra-Rodriguez
Autor para correspondencia
pe3reyra@gmail.com

Autor para correspondencia.
, M.T. Monserrat-García, R. Corbí-Llopis, J. Conejo-Mir Sánchez
UGC Dermatología. Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla , España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Resultados del análisis factorial multivariante
Tabla 2. Relaciones entre las variables exploratorias y el tratamiento de las QA
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Director:

Las queratosis actínicas (QA) son proliferaciones intraepidérmicas de queratinocitos displásicos, más frecuentes en varones y fototipos bajos1. A pesar de la alta prevalencia y del riesgo de malignización, existe escasa preocupación en la población general y en un porcentaje de médicos de atención primaria (MAP), considerándose un problema infradiagnosticado e infratratado2. La guía europea contempla un papel activo del MAP en el tratamiento de aquellos pacientes con lesiones incipientes y la derivación para tratamientos ablativos o campo de cancerización3. En nuestro país, se considera que el MAP puede realizar el seguimiento de estos pacientes, remitiéndolos a Dermatología en casos de duda diagnóstica o para planificar la actitud terapéutica4.

Con el objetivo de analizar los determinantes de la intención de tratar las QA por una muestra de MAP del Servicio Andaluz de Salud, se diseñó un cuestionario con base en los elementos facilitadores y limitantes para el tratamiento de las QA de la literatura y tras realizar un grupo focal con dermatólogos y MAP. La versión inicial fue sometida a 10 MAP para valorar la comprensión, viabilidad y tiempo de realización. El cuestionario final estaba constituido 13 preguntas, empleando una escala Likert de 5 puntos (anexo). Se recogieron aspectos como los años de experiencia, uso de teledermatología, dermatoscopia, horas de formación en Dermatología y autoevaluación de sus conocimientos en dermatología respecto al resto de MAP. Para contrastar las diferencias entre estas variables y el tratamiento de QA, se realizó un análisis bivariante mediante X2 (variables cualitativas) o t de Student (numéricas). Se realizó un análisis factorial exploratorio (EFA) y una regresión logística multivariante en que las variables explicativas fueron las obtenidas en el EFA y la explicada, en el tratamiento de las QA.

El cuestionario fue distribuido a 381 MAP. Se obtuvieron 98 respuestas (25,7%), cifra similar a la tasa de respuesta obtenida en los cuestionarios de estas características5. El margen de error fue de 8,5%, con un intervalo de confianza del 95%. Sólo el 38,8% (IC 95% = 29,7-48,7) afirmó que trataba QA. 78,6% disponían de teledermatología y el 41,2% dermatoscopio. La mayoría reconocieron conocimientos «similares» al resto de MAP (66,3%). Habían recibido una media de 24,1 ± 44,9 horas de formación en Dermatología y 7,4 ± 12,1 horas específicamente en cáncer de piel en los últimos cinco años. Sólo el uso de dermatoscopio y la autoevaluación de conocimientos fueron significativos. La tabla 1 muestra los resultados del EFA y sus métricas, explicando el 68,5% de la varianza. Los valores de alfa de Cronbach entre 0,67 y 0,92 en los factores confirmaron la fiabilidad de las escalas: Importancia percibida, formación necesaria, organización de la AP, aspectos médico-legales y precio de los tratamientos. La tabla 2 muestra los resultados de la regresión logística. La variable con mayor capacidad explicativa son los aspectos médico-legales, seguida de la importancia percibida. Ambas mostraron ser determinantes directos del tratamiento de las QA por los MAP. Ni la formación necesaria, ni la organización de la atención primaria, ni el precio de los tratamientos han mostrado relación.

Tabla 1.

Resultados del análisis factorial multivariante

  Importancia percibida  Formación necesaria  Organización de la AP  Aspectos médico-legales  Precio de los tratamientos 
Las QA son lesiones benignas que rara vez desembocan en lesiones tumorales.  0,893         
Creo que no deben tratarse todas las QA, por ejemplo, lesiones aisladas y pequeñas que no ocasionenMolestias.  0,791         
Si un paciente me visita por otro motivo, y observo gran cantidad de QA, ¿aprovecho la ocasión para tratarlas o lo derive con el dermatólogo?  0,812         
Una de las principales barreras para el tratamiento de las QA por MAP es la falta de formación en esta patología.    0,716       
La curva de aprendizaje de las QA para el MAP es larga.    0,811       
Una de las principales barreras para el tratamiento de las QA por MAP es la falta de tiempo y/o presión asistencial.      0,893     
Una de las principales barreras para el tratamiento de las QA por MAP es la falta de medios en los centros desalud (crioterapia, curetas).      0,849     
Los responsables de mi sistema de salud no están interesados en que los médicos de familia traten QA.      0,823     
Para tratar QA es necesario la confirmación previa de un dermatólogo, incluyendo la teledermatología.        0,798   
Temo no saber qué hacer en caso de que los pacientes tengan una reacción inesperada, un efecto adverso.        0,614   
Temo cometer un error en el diagnóstico de QA y eso me suponga un problema.        0,893   
Los tratamientos existentes para el tratamiento de las QA son excesivamente caros.          0,747 
Temo tener problemas con la dirección si empleo demasiados tratamientos (recetas) para las QA.          0,856 
Eigenvalue  4,8  3,96  2,2  1,7  1,7 
Varianza explicada  24,1%  17,8%  10,3%  8,2%  8,0% 
Alfa de Cronbach  0,92  0,67  0,86  0,72  0,81 

Valor del determinante: 0,0021.

Kaisser-Meyer-Olkin (KMO): 0,724

Test de esfericidad de Bartlett: 2133,1 (p < 0,001)

Tabla 2.

Relaciones entre las variables exploratorias y el tratamiento de las QA

  S.E.  Wald  df  Sig  Exp (B)  IC 95% para Exp(B)
              Inferior  Superior 
Importancia percibida  0,46  0,1  10,2  0,003  1,5  1,2  2,0 
Formación necesaria  0,4  0,1  8,9  0,08  1,4  1,0  1,8 
Organización de la AP  0,2  0,2  0,5  0,173  1,1  0,9  1,5 
Aspectos médico-legales  0,6  0,1  20,5  0,000  1,8  1,4  2,4 
Precio de los tratamientos  0,1  0,3  0,2  0,835  1,1  0,8  1,3 
Constante  -1,5  0,2  75,6  0,000  0,3     

X2: 46,1, p = 0,000.

Test de Hosmer-Lemeshow: 9.8, p = 0,077

R cuadrado de Nagelkerke: 0,18

El presente trabajo permite describir los factores que presentan mayor capacidad para explicar la decisión de tratar las QA por MAP. En nuestro conocimiento, no existen estudios previos similares realizados en nuestro país. El 38,8% de los encuestados optó por tratar, cifra superponible al 40% descrita por Halpern6. El factor con mayor relevancia en la decisión de tratar las QA han sido los aspectos médico-legales (el miedo a un diagnóstico erróneo o a una reacción adversa al tratamiento). En nuestra opinión, esta sensación de inseguridad podría estar motivada tanto por la deficiente formación como por la heterogeneidad de las guías, conduciendo a la abstención terapéutica. De hecho, recientemente la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA)7 elaboró de manera pionera en España el circuito asistencial de la QA, identificando las funciones de los diferentes agentes implicados, concluyendo que es necesario protocolizar las actuaciones diagnóstico-terapéutica en ambos niveles, dado que una de las barreras para la calidad asistencial en la QA radica en la necesidad de coordinar esta actuación. La importancia percibida ha sido el segundo factor determinante en la decisión para tratar en nuestra muestra. Existe en general poca preocupación por las QA, siendo más elevada en países con una alta prevalencia como Australia, conllevando que los MAP muestren un papel más activo en su seguimiento y tratamiento8. La cronicidad y la prevalencia de las QA, hace necesario contar con MAP preparados en el seguimiento de estos pacientes. Podemos contribuir a mejorar este aspecto impartiendo programas de formación, que han demostrado mejorar la detección de las QA y del CCNM9, aunque en este trabajo no demostró asociarse al tratamiento de las QA.

Existen limitaciones que exigen tomar con cautela estos resultados: el empleo de un cuestionario «ad hoc» no validado y el método de distribución online; la realización en un área hospitalaria y una tasa de respuesta inferior al 26% puede limitar la generalización de los resultados.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J.V. Schmitt, H.A. Miot.
Actinic keratosis: a clinical and epidemiological revision.
An Bras Dermatol., 87 (2012), pp. 425-434
[2]
R. Cerio.
The importance of patient-centred care to overcome barriers in the management of actinic keratosis.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 31 (2017), pp. 17-20
[3]
V. Kanti, A. Messenger, G. Dobos, P. Reygagne, A. Finner, A. Blumeyer, et al.
Evidence-based (S3) guideline for the treatment of androgenetic alopecia in women and in men - short version.
J Eur Acad Dermatology Venereol., 32 (2018), pp. 11-22
[4]
C. Ferrándiz, E. Fonseca-Capdevila, A. García-Diez, C. Guillén-Baronad, I. Belinchón-Romeroe, P. Redondo-Bellón, et al.
Adaptación española de la Guía europea para la evaluación y tratamiento de la queratosis actínica.
Actas Dermosifiliogr., 105 (2014), pp. 378-393
[5]
E. Deutskens, K. De Ruyter, M. Wetzels, P. Oosterveld.
Response rate and response quality of Internet-based surveys: An experimental study.
Mark Lett., 15 (2004), pp. 21-36
[6]
A.C. Halpern, L.J. Hanson.
Awareness of, knowledge of and attitudes to nonmelanoma skin cancer (NMSC) and actinic keratosis (AK) among physicians.
Int J Dermatol., 43 (2004), pp. 638-642
[7]
Sociedad Española de calidad asistencial. Circuito Asistencial y El Rol de Atención Primaria y Dermatología En La Queratosis Actínica. Madrid; 2017.
[8]
P. Chetty, F. Choi, T. Mitchell.
Primary Care Review of Actinic Keratosis and Its Therapeutic Options: A Global Perspective.
Dermatol Ther (Heidelb)., 5 (2015), pp. 19-35
[9]
A.F. Duarte, A. da Costa-Pereira, V. Del-Marmol, O. Correia.
Are General Physicians Prepared for Struggling Skin Cancer? Cross-Sectional Study.
J Can Educ., (2016), pp. 1-4
Copyright © 2020. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.