Información de la revista
Vol. 114. Núm. 1.
Páginas T80-T82 (Enero 2023)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 114. Núm. 1.
Páginas T80-T82 (Enero 2023)
Carta científico-clínica
Open Access
[Artículo traducido] Las variantes del gen receptor de melanocortina-1 (MC1R) no están asociadas a las enfermedades vasculares cerebrales
Melanocortin-1 Receptor (MC1R) Gene Variants are Not Associated With Vascular Brain Alterations
Visitas
...
E. Candreaa,b, S. Podlipnikb, L. Oleagad, S. Puigb,c,
Autor para correspondencia
susipuig@gmail.com

Autor para correspondencia.
a Dermatology Department, University of Medicine and Pharmacy «I. Hatieganu», Cluj Napoca, Romania
b Dermatology Department, Melanoma Unit, Hospital Clinic of Barcelona, IDIBAPS, University of Barcelona, Barcelona, España
c Biomedical Research Networking Center on Rare Diseases (CIBERER), ISCIII, España
d Radiology Department, Hospital Clinic of Barcelona, University of Barcelona, Barcelona, España
Contenido relaccionado
E. Candrea, S. Podlipnik, L. Oleaga, S. Puig
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:
Introducción

El gen receptor de melanocortina-1 (MC1R) es un regulador importante de la pigmentación y la pérdida de función de la piel humana, estando asociadas sus variantes a un mayor riesgo de desarrollo de melanomas1. Las variantes del gen MC1R se han asociado también a la enfermedad de Parkinson, el inicio tardío de la enfermedad de Alzheimer y a la edad de inicio de la modulación en los pacientes con enfermedad de Huntington2–4. La expresión de MC1R en el cerebro se encuentra en el endotelio vascular5. La actividad débil de MC1R predispone a la disfunción endotelial vascular6. Pueden diferenciarse distintos tipos de lesiones vasculares cerebrales en la imagen de resonancia magnética (IRM): aneurismas, malformaciones arteriovenosas (MAV), anomalías venosas del desarrollo (AVD), telangiectasia capilar y malformación cavernosa7. Las lesiones vasculares cerebrales representan una anomalía en el desarrollo de los vasos sanguíneos, pudiendo producirse un posible error durante la vasculogénesis o, más probablemente, durante la angiogénesis. La angiogénesis cerebral disminuye al nacer, aunque puede reactivarse como respuesta a cualquiera de diferentes desencadenantes tales como el enriquecimiento sensorial, el ejercicio, el estrés, las hormonas o la hipoxia crónica. De manera interesante, las malformaciones vasculares del cerebro no se desarrollan completa y necesariamente al nacer, ya que el crecimiento activo y la formación de novo de MCC y MAV pueden producirse en la adultez8. El objetivo de este estudio fue analizar la relación entre el estado de MC1R y la presencia de lesiones vasculares cerebrales.

Material y métodos

Durante el periodo de estudio, visitamos 1.300 pacientes consecutivos de melanoma en el Departamento de Dermatología del Hospital Clínic de Barcelona, y aislamos ADN genómico de las muestras de sangre utilizando Wizard® Genomic DNA Purification Kit (Promega, Madison, WI, EE. UU.), determinándose el estado del gen MC1R mediante amplificación PCR y secuenciación, según lo descrito previamente1. En el protocolo de estadificación y/o seguimiento, se solicitó IRM cerebral a los pacientes con melanoma intermedio o de alto riesgo. Como criterios de inclusión, se seleccionó únicamente a los pacientes con al menos una IRM cerebral. Se clasificaron las lesiones vasculares cerebrales en distintos grupos: aneurismas y malformaciones vasculares (MAV, AVD, telangiectasia capilar, y malformación cavernosa).

Resultados

Finalmente se incluyó en nuestro estudio a un total de 476 pacientes, resumiéndose las características basales de la cohorte en la tabla 1. Se encontraron variantes de MC1R en 324 pacientes (68,1%), siendo 152 pacientes (31,89) de tipo silvestre. Se detectó un total de 44 anomalías vasculares cerebrales de manera incidental durante las pruebas de IRM. Se presentaron anomalías venosas del desarrollo en 23 casos (4,8%), malformación cavernosa en 16 casos (3,4%), aneurisma cerebral en 3 casos (0,6%) y malformaciones arteriovenosas cerebrales en 2 casos (0,4%). Analizamos la posible asociación entre la presencia de variantes de MC1R y las alteraciones vasculares detectadas mediante IRM. Tras procesar los datos, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas en cuanto al número o tipo de lesiones vasculares cerebrales (p=0,986).

Tabla 1.

Características basales de la cohorte

  Variantes de MC1R (N=324)  Tipo silvestre de MC1R (N=152)  Total (N=476)  Valor de p 
Sexo        0,821 
Mujer  152 (46,9%)  73 (48%)  225 (47,3%)   
Varón  172 (53,1%)  79 (52%)  251 (52,7%)   
Edad        0,878 
Mediana (Q1, Q3)  56,66 (44,98, 68,10)  56,01 (43,47, 69,45)  56,43 (44,62, 68,56)   
Malformación vascular cerebral        0,986 
Malformación no vascular  294 (90,7%)  138 (90,8%)  432 (90,8%)   
Malformación vascular  30 (9,3%)  14 (9,2%)  44 (9,2%)   
Diagnóstico radiológico (detalle)        0,110 
Anomalía venosa del desarrollo  19 (5,9%)  4 (2,6%)  23 (4,8%)   
Malformación cavernosa  7 (2,2%)  9 (5,9%)  16 (3,4%)   
Aneurisma cerebral  2 (0,6%)  1 (0,7%)  3 (0,6%)   
Malformación arteriovenosa cerebral  2 (0,6%)  0 (0%)  2 (0,4%)   
Ninguno  294 (90,7%)  138 (90,8%)  432 (90,8%)   
Color de ojos        0,937 
Marrón-negro  188 (63,9%)  93 (64,6%)  281 (64,2%)   
Verde  55 (18,7%)  25 (17,4%)  80 (18,3%)   
Azul  51 (17,3%)  26 (18,1%)  77 (17,6%)   
Valores ausentes  30  38   
Color de pelo        0,004 
Marrón-negro  205 (70,0%)  113 (79,6%)  318 (73,1%)   
Rubio  69 (23,5%)  29 (20,4%)  98 (22,5%)   
Rojo  19 (6,5%)  0 (0%)  19 (4,4%)   
Valores ausentes  31  10  41   
Fototipo        0,084 
24 (8,1%)  5 (3,5%)  29 (6,6%)   
II  149 (50,0%)  67 (46,5%)  216 (48,9%)   
III  105 (35,2%)  61 (42,4%)  166 (37,6%)   
IV  18 (6,0%)  11 (7,6%)  29 (6,6%)   
2 (0,7%)  0 (0%)  2 (0,5%)   
Valores ausentes  26  34   
Discusión

Aún deben esclarecerse muchos factores que afectan a las lesiones vasculares cerebrales, tales como el nexo entre las mutaciones genéticas, el linaje celular mutante, y la expresión clínica. Se ha conjeturado que una mutación en una copia de un gen dado puede verse seguida por un segundo desencadenante (como una mutación somática) en una segunda copia del gen, o una mutación en otro gen que actúe en la misma vía celular, causando la aparición de una lesión cerebral vascular8. Las células endoteliales con mutación somática se expanden de manea clonal para iniciar malformaciones cavernosas cerebrales, e incorporar seguidamente células endoteliales de tipo silvestre, incrementando así el tamaño de una malformación cavernosa cerebral9. Teniendo en cuenta el carácter perturbador de los síntomas neurológicos de las lesiones vasculares cerebrales, tales como déficits neurológicos focales, epilepsia e ictus hemorrágico en caso de rotura de la lesión, es imperativa más investigación que arroje luz sobre los mecanismos moleculares implicados.

En conclusión, dado el hecho de que incluimos cerca de 500 pacientes en nuestra investigación, creemos que existe evidencia sólida indicativa de la falta de implicación del gen MC1R en el desarrollo o progresión de las malformaciones vasculares.

Financiación

La investigación en la Unidad de Melanoma de Barcelona está financiada en parte por las becas del Fondo Español de Investigaciones Sanitarias PI15/00716 y PI15/00956 del Instituto de Salud Carlos III, España, cofinanciada por el Fondo Regional de Desarrollo Europeo ERDF; AGAUR 2017_SGR_1134 del Gobierno de Cataluña, España; Comisión Europea bajo el 7.° Programa Marco, Diagnoptics; una subvención de la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer GCB15152978SOEN, España; una subvención de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (PPRC-2017/19), y Programa CERCA/Generalitat de Catalunya. Parte de la investigación fue realizada en el Centro Esther Koplowitz, Barcelona. Elisabeta Candrea ha recibido una beca de movilidad MC2017-0669 de UEFISCDI, Rumanía.

Agradecimientos

Quisiéramos expresar nuestro agradecimiento especial al resto de autores de este documento, quienes han contribuido considerablemente al desarrollo del mismo. Gemma Tell-Marti y Miriam Potrony del Departamento de Bioquímica y Genética Molecular, y Javier Moreno Negrete del Departamento de Radiología del Hospital Clínic de Barcelona, Universidad de Barcelona, Barcelona, España.

Bibliografía
[1]
M.G. Vallone, G. Tell-Marti, M. Potrony, A. Rebollo-Morell, C. Badenas, J.A. Puig-Butille, et al.
Melanocortin 1 receptor (MC1R) polymorphisms’ influence on size and dermoscopic features of nevi.
Pigment Cell Melanoma Res, 31 (2018), pp. 39-50
[2]
G. Tell-Marti, J.A. Puig-Butille, M. Potrony, C. Badenas, M. Milà, J. Malvehy, et al.
The MC1R melanoma risk variant p.R160W is associated with Parkinson disease.
Ann Neurol, 77 (2015), pp. 889-894
[3]
G. Tell-Marti, J.A. Puig-Butille, P. Gimenez-Xavier, A. Segu-Roig, M. Potrony, C. Badenas, et al.
The p R151C polymorphism in mc1r gene modifies the age of onset in Spanish Huntington's disease patients.
Mol Neurobiol, 54 (2017), pp. 3906-3910
[4]
G. Tell-Marti, J.A. Puig-Butille, M. Potrony, E. Plana, C. Badenas, A. Antonell, et al.
A common variant in the MC1R Gene (p.V92M) is associated with Alzheimer's disease risk.
J Alzheimer's Dis, 56 (2017), pp. 1065-1074
[5]
M. Hartmeyer, T. Scholzen, E. Becher, R.S. Bhardwaj, T. Schwarz, T.A. Luger.
Human dermal microvascular endothelial cells express the melanocortin receptor type 1 and produce increased levels of IL-8 upon stimulation with alpha-melanocyte-stimulating hormone.
J Immunol, 159 (1997), pp. 1930-1937
[6]
P. Rinne, A. Ahola-Olli, S. Nuutinen, E. Koskinen, K. Kaipio, K. Eerola, et al.
Deficiency in melanocortin 1 receptor signaling predisposes to vascular endothelial dysfunction and increased arterial stiffness in mice and humans.
Arterioscler Thromb Vasc Biol, 35 (2015), pp. 1678-1686
[7]
S. Geibprasert, S. Pongpech, P. Jiarakongmun, M.M. Shroff, D.C. Armstrong, T. Krings.
Radiologic assessment of brain arteriovenous malformations: What clinicians need to know.
Radiographics, 30 (2010), pp. 483-501
[8]
G.G. Leblanc, E. Golanov, I.A. Awad, W.L. Young.
Biology of vascular malformations of the brain.
Stroke, 40 (2009), pp. e694-e702
[9]
M.R. Detter, D.A. Snellings, D.A. Marchuk.
Cerebral cavernous malformations develop through clonal expansion of mutant endothelial cells.
Circ Res, 123 (2018), pp. 1143-1151
Copyright © 2022. AEDV
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?