Información de la revista
Vol. 114. Núm. 3.
Páginas T229-T239 (Marzo 2023)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4281
Vol. 114. Núm. 3.
Páginas T229-T239 (Marzo 2023)
Revisión
Open Access
[Artículo traducido] Los telocitos en la biología cutánea: revaluación
Telocytes in Cutaneous Biology: A Reappraisal
Visitas
4281
A.M. Ahmed, M.R. Hussein
Autor para correspondencia
frcpath17@aun.edu.eg

Autor para correspondencia.
Department of Pathology, Faculty of Medicine, Assiut University, Assiut, Egipto
Contenido relaccionado
Actas Dermosifiliogr. 2023;114:229-3910.1016/j.ad.2022.08.023
A.M. Ahmed, M.R. Hussein
Este artículo ha recibido

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Resumen

Los telocitos (TC) son células intersticiales noveles que han sido subvaloradas durante mucho tiempo debido a su similitud histológica con otras células estromales. Los TC pueden separarse de las células estromales debido a sus distintas características inmunohistoquímicas, ultraestructurales y moleculares. A nivel funcional, los TC están implicados en la renovación tisular, el soporte mecánico y la modulación inmune. Dichas células están implicadas también en la transducción de señal, bien mediante sus interacciones directas con las células circundantes, o bien mediante la señalización paracrina, a través de las vesículas extracelulares. Los TC se ven dañados en ciertas situaciones inflamatorias y fibróticas tales como colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, fibrosis hepática, psoriasis y esclerosis sistémica. El trasplante de TC en el tejido dañado puede promover la regeneración tisular. Por tanto, mejorar los TC tisulares mediante trasplante o promoción de su supervivencia y crecimiento, utilizando medicaciones novedosas, representa una estrategia terapéutica innovadora para el futuro. En esta revisión abordamos diversos aspectos de los TC, incluyendo su origen, su distribución, sus características morfológicas y sus funciones. También tratamos la implicación de los TC cutáneos en el desarrollo de diversas situaciones patológicas.

Palabras clave:
Telocitos
Piel
Biología
Cutáneo
Abstract

The telocytes (TCs) are novel interstitial cells that have been overlooked for a long time due to their histologic similarity to other stromal cells. TCs can be separated from the stromal cells based on their distinct immunohistochemical, ultrastructural, and molecular features. Functionally, TCs are involved in the tissue renewal, mechanical support, and immune modulation. These cells are also involved in the signal transduction either through their direct interactions with the neighboring cells or through the paracrine signaling via extracellular vesicles. TCs are damaged in several inflammatory and fibrotic conditions such as ulcerative colitis, Crohn's disease, hepatic fibrosis, psoriasis, and systemic sclerosis. The transplantation of TCs in the damaged tissue can promote tissue regeneration. Therefore, enhancing tissue TCs either by their transplantation or by promoting their survival and growth using novel medications represents novel therapeutic strategy in the future. In this review, we addressed several aspects of TCs including their origin, distribution, morphologic features, and functions. We also discussed their involvement of the cutaneous TCs in the development various pathologic conditions.

Keywords:
Telocytes
Skin
Biology
Cutaneous
Texto completo
AntecedentesEl descubrimiento y la terminología de los telocitos

En 1911 Santiago Ramón y Cajal identificó un nuevo tipo de células con largas prolongaciones citoplasmáticas ubicadas en el interior de la capa muscular del tubo digestivo humano. Cajal denominó a estas células como «neuronas intersticiales» debido a sus características proyecciones citoplasmáticas y ubicación entre las células del músculo liso y las terminaciones nerviosas1. En 1977, Faussone-Pellegrini et al. investigaron las características ultraestructurales de estas neuronas intersticiales usando microscopia electrónica. Indicaron que estas células no eran verdaderas neuronas, por lo que las rebautizaron como «células intersticiales de Cajal» (CIC). Los autores describieron las características ultraestructurales de las CIC como células fusiformes con largas prolongaciones citoplásmicas mediante las cuales estas células pueden interactuar entre sí y con otros tipos de células2. En 1996, Lecoin et al. confirmaron el origen mesenquimatoso de los CIC. También indicaron que los CIC en embriones de pollo expresaban el gen que codifica al receptor de citocinas tirosina quinasa «Kit»3.

En 2005, Popescu et al. describieron células que se asemejan mucho a las CIC en el páncreas exocrino, y las acuñaron como «células intersticiales tipo Cajal» (CITC)4. En 2010, Popescu y Faussone-Pellegrini indicaron que estas células tenían propiedades físicas únicas, como la presencia de núcleos ovalados rodeados de escaso citoplasma y telópodos (Tps). Ellos acuñaron estas células como «telocitos» (TC), además de indicar que los TC eran células completamente diferentes a los CIC, ya que tenían características ultraestructurales, inmunohistoquímicas y genéticas únicas, así como otro perfil de expresión de proteínas5.

La distribución de los TC en los tejidos humanos

Se han detectado TC en el tejido de varios vertebrados, como ratones, ratas, cobayos, pollos y humanos. Inicialmente, se pensó que los TC estaban predominantemente ubicados en el aparato intestinal del cuerpo humano6. Sin embargo, la creciente evidencia indica que los TC están presentes en casi todos los órganos humanos, como son el corazón7, los vasos sanguíneos8, los pulmones9, las meninges10, la piel10,11, las glándulas salivales12, el hígado, la vesícula biliar13, el páncreas4,14,15, la médula ósea16, la mama15, las trompas de Falopio17, la placenta18, el miometrio14, el riñón, la vejiga y la próstata19. En estos órganos, los TC se encuentran comúnmente en el tejido intersticial, donde pueden interactuar con las células del estroma, las células inmunitarias y los vasos sanguíneos circundantes. La distribución de los TC en diferentes tejidos humanos y sus interacciones celulares se resumen en la tabla 1.

Tabla 1.

La distribución de los telocitos en los diferentes tejidos humanos y sus interacciones celulares con otras células

Órgano  Localización  Células asociadas  Referencias 
Corazón  Endocardio, miocardio y epicardio  Capilares, nervios, linfocitos, plasma y células satélite  7 
Válvulas cardíacas  Ápice y base de todas las válvulas cardíacas  Células madre  58 
Vasos sanguíneos  La capa muscular circundante  Arteriolas, capilares y vénulas  8 
Pulmones  Estroma subepitelial y uniones broncoalveolares  Células epiteliales y madre  9 
Meninges y plexo coroideo  Intersticio  Vasos sanguíneos, células ependimales y células madre  10 
Músculo esquelético  Intersticio  Capilares, nervios y miocitos  9 
Dermis  En la dermis papilar y reticular, alrededor de las glándulas sudoríparas sebáceas y ecrinas y en la vaina perifolicular  Células madre inmunitarias, vasos sanguíneos y músculo erector del pelo  11 
Limbo y úvea  Lámina propia conjuntival, esclerótica, estroma del iris, pars plana del cuerpo ciliar y el epitelio subcorneal  Células madre epiteliales y del estroma, melanocitos, macrófagos y fibras nerviosas  59 
Esófago  Lámina propia y capa muscular  Linfocitos, capilares y nervios  60 
Duodeno  En la lámina propia y rodeando las criptas  Células inmunitarias, nervios y vasos sanguíneos  6 
Yeyuno  Lámina propia y muscular de la mucosa  Células inmunitarias, fibras nerviosas, células epiteliales y de músculo liso  61 
Colon  Lámina propia  Células musculares, fibras nerviosas, vasos sanguíneos y células madre epiteliales  6 
Glándula parótida  Estroma interacinar y subductal  Acinos, conductos y vasos sanguíneos  12 
Vesícula biliar  Subepitelio y entre fibras musculares lisas  Capilares y células musculares lisas y haces nerviosos  13 
Páncreas  Páncreas exocrino  Células acinares y ductales y vasos sanguíneos  4 
Médula ósea  Médula ósea  Capilares y arteriolas  16 
Glándula mamaria  Estroma  Fibras nerviosas, células inmunitarias, fibroblastos y capilares  15 
Trompas de Falopio  Lámina propia y entre las fibras musculares lisas  Células epiteliales y capilares  17 
Miometrio  Entre fibras musculares  Células musculares lisas, nervios y capilares  14 
Placenta  Tejido conjuntivo central de las vellosidades  Células de músculo liso vascular y fibras de colágeno  18 
Riñón  Espacio subcapsular  Macrófagos  19 
Vejiga urinaria  Haces de músculo liso de la mucosa muscular  Haces nerviosos, capilares y células musculares lisas  19 
Próstata  Estroma  Vasos sanguíneos, células inmunitarias y haces nerviosos  62 
Las características ultraestructurales de los TC

La microscopia electrónica de transmisión (MET) bidimensional (2D), la tomografía de microscopia electrónica de barrido de haz iónico enfocado (TME-BHI) y las técnicas de imagen tridimensional (3D) se utilizan para examinar las características ultraestructurales de los TC20–24. Los TC tienen cuerpos celulares y procesos citoplásmicos (Tps) con características ultraestructurales únicas que las distinguen de otras células del estroma (tabla 2). Varios factores pueden afectar la densidad y la morfología de los TC, como el embarazo, el envejecimiento y el estrés oxidativo. Por ejemplo, durante el embarazo, la densidad de los TC del endometrio aumenta significativamente, mientras que la densidad de los TC del miometrio disminuye significativamente en comparación con el útero no embarazado23. Por otro lado, el estrés oxidativo y el envejecimiento afectan la morfología de los TC mediante la formación y la migración de sus Tps17,24–26.

Tabla 2.

Las características ultraestructurales de los telocitos

Características  Descripción  Referencias 
Localización  Espacios no epiteliales  17,20,22–26 
Contactos celulares  Células epiteliales, fibras nerviosas, capilares y células del músculo liso   
Cuerpo celular  Cuerpo celular pequeño que mide alrededor de 9–15μmLa forma del cuerpo celular difiere según el número de Tps presentes, por lo que la forma puede ser piriforme o fusiforme o triangular con 1 o 2 o 3 Tps, respectivamente. Si ≥3 Tps, el cuerpo puede estar estrellado   
Núcleo  Núcleo único de forma ovalada con cromatina condensada (40 a 45% de eucromatina y 55 a 60% de heterocromatina)Sin nucléolo evidente   
Citoplasma  Citoplasma escaso que contiene pocos organelos como mitocondrias, aparato de Golgi pequeño, retículo endoplásmico, microtúbulos, filamentos intermedios y delgadosSe detectan varias caveolas en la membrana celular   
Proyecciones citoplasmáticas (Tps)  Número: 1-5, promedio de 2-3 en los cortes bidimensionalesLongitud: 10-1000μmGrosor: 0,05-0,2μmRamificación: patrón de ramificación dicotómicoForma: alternando segmentos largos y delgados llamados «podomers» (75-80nm) y segmentos dilatados llamados «podoms» (250-300nm) creando un patrón en collar de cuentasLos «podoms» contienen las unidades funcionales necesarias para la captación/liberación de Ca2+, incluidas las mitocondrias, el retículo endoplásmico y las caveolasLos «podomers» están anclados por uniones homocelulares y heterocelulares (permiten interacciones con los haces nerviosos, los capilares sanguíneos, las fibras musculares lisas, las células madre y la matriz extracelular, como las fibras de colágeno y elastina)   
Las características inmunohistoquímicas de los TC

En los cortes teñidos con hematoxilina y eosina, es difícil distinguir los TC de las células estromales similares a los fibroblastos. El grosor de los cortes histológicos dificulta capturar la totalidad de las estructuras 3D de los TC y detectar la distribución de los Tps de estas células27. La inmunohistoquímica combinada con la MET representa un método fiable para identificar a los TC. Se utilizarán distintas tinciones inmunohistoquímicas para poder etiquetar a los TC en los tejidos humanos, como el C-Kit/CD117, el receptor del factor de crecimiento derivado de plaquetas α (PDGFR α), CD34, actina de músculo liso α (α-SMA) y vimentina. Sin embargo, ninguna de estas tinciones es específica por sí misma para la detección de los TC. Por lo tanto, los métodos de inmunotinción doble como la de CD34/vimentina, CD34/PDGFRα o CD34/c-kit son más fiables para la detección de los TC24,28. En la tabla 3 se presenta un resumen de las inmunotinciones utilizadas para resaltar los TC.

Tabla 3.

Las características inmunohistoquímicas de los telocitos en los diferentes tejidos humanos

Órganos  Perfil inmunológico de los telocitos  Referencias 
Corazón  CD34, c-kit, y S100  7 
Válvulas cardíacas  CD34, c-kit, vimentina, y PDGFR-β  58 
Pulmones y tráquea  CD34, c-kit, vimentina, PDGFR-β, Sca-1, y VEGF  9,29 
Meninges y plexo coroideo  C-Kit  10 
Tracto gastrointestinal(lámina propia)  CD34, c-kit, vimentina,PDGFRα, FOXL1,GLI1, SOX6, y CD90  32,63,64 
Vesícula biliar  CD34, c-kit, y vimentina  13 
Glándulas salivales  c-kit, vimentina, y α-SMA  12,65 
Páncreas  CD34, c-kit, vimentina, α-SMA ocasional, y S100  65 
Miometrio  CD34 y c-kit  66 
Placenta  CD34, c-kit, y vimentina  18 
Trompas de Falopio  CD34, c-kit, S100, y ocasionalmente vimentina  17 
Uréter y vejiga urinaria  Doble positividad para el CD34/calreticulina, y PDGFRα/calreticulina  67 
Riñón  CD34, c-kit, y vimentina  68 
Piel  CD34, c-kit, y vimentina  11 
Músculo estriado  c-kit, PDGFR- β, vimentina, caveolin-1, y VEGF  29 
Los perfiles inmunohistoquímicos específicos de órganos de los diferentes subtipos de TC

También hay subtipos de TC específicos de órganos, que muestran inmunorreactividad para inmunotinciones adicionales. Por ejemplo, los TC en el pulmón también expresan marcadores de células madre como el antígeno de células madre-1 (Sca-1)9,29, lo que sugiere su papel en la regeneración de tejidos. Los TC del músculo esquelético expresan VEGF, lo que indica su papel en la angiogénesis29. Los TC del miometrio30, las trompas de Falopio30, la lámina propia de la pelvis renal, el uréter, la vejiga y la uretra31 expresan receptores de esteroides de estrógeno y progesterona, lo que indica que estas células actúan como sensores para hormonas esteroides y modulan la transducción de señales a través de receptores de esteroides. En el intestino, los TC expresan la proteína Foxl1 necesaria para el mantenimiento de las células madre32. En el bazo, los TC expresan Nanog (un factor de transcripción implicado en la autorrenovación de las células madre embrionarias indiferenciadas) y Sca-133. Los TC cardíacos expresan CD34/c-kit, CD34/vimentina y CD34/PDGFR-β positivos34,35.

Los genes, proteínas y microARN de los TC

Song et al. examinaron los perfiles de expresión génica (cromosomas 1, 2, 3, 17 y 18) en los TC del tejido pulmonar de ratón36. Estos autores sugirieron que, en comparación con las células del estroma, existía una regulación positiva de varios genes sobre los TC, como por ejemplo el del colágeno tipo IV, el del factor de crecimiento del tejido conectivo, del nidogen1, el de las metalopeptidasas de matriz 3 y 10, el del inhibidor tisular de metaloproteinasa-3 y el de las transgelinas. Estos genes se caracterizan por tener efectos reguladores sobre la señalización celular, la división, la migración, la adhesión, la embriogénesis y la reparación de tejidos. También tienen funciones esenciales en la homeostasis tisular, la modulación inmunitaria y el mantenimiento del microambiente oxidativo. En consecuencia, pueden prevenir la tumorigénesis y las respuestas antiinflamatorias36. Los TC también expresarán muchos microARN proangiogénicos (miR126, miR-21, miR130a, miR-143, miR-503, miR-27b, miR-199a y miR-100)37,38.

Las funciones de los TC en la biología humana

Los TC tienen varias funciones, como se resume en la tabla 4, que incluyen (i) comunicación y señalización de célula a célula, (ii) soporte mecánico y estructura de órganos, (iii) reparación de tejidos, angiogénesis, regeneración y homeostasis, (iv) modulación y vigilancia inmunitarias, y (v) actúan como sensores hormonales en el aparato reproductor femenino.

Tabla 4.

Funciones de los telocitos (TC) en la biología humana

Función  Mecanismo y efecto  Referencias 
Comunicación de célula a célula y señalización con células vecinas homogéneas o heterogéneas  La señalización se establece mediante uniones gap que facilitan el contacto directo entre las células y permiten el paso de iones y moléculas (p. ej., proteínas o microARN) entre ellas  24 
Soporte mecánico de los diferentes tejidos  La estructura 3D distinta de los TC y su capacidad para conectar a las células circundantes brindan soporte estructural en los diferentes tejidos. Por ejemplo, los TC pueden establecer un soporte mecánico para proteger contra la deformación de la pared de la vejiga durante la distensión y la relajación  67 
Reparación de tejidos, angiogénesis, regeneración y homeostasis  Estos roles están mediados por dos mecanismos:   
  -Primero: tras el daño tisular, los TC actúan como células progenitoras CD34 positivas que se activan con su posterior proliferación, alteraciones en su morfología, distribución y diferenciación a otros tipos celulares  69,70 
  -Segundo: los TC actúan como células intersticiales dentro de los nichos de células madre (microambiente para células madre) donde se integran con las células madre y otros componentes del nicho como la matriz extracelular y los vasos sanguíneos. Los TC en los nichos realizan varias funciones, incluido el control homeostático, el apoyo, el cuidado, la inducción de señales y la regulación  71,72 
Modulación y vigilancia inmunitaria  Los TC pueden activar varias células inmunitarias (linfocitos, mastocitos, macrófagos y eosinófilos) mediante la secreción de varias citocinas como la IL-10, la IL1-R1, el TNFα, la IL-6, y por lo tanto, juegan algunos roles en la regulación inmune  73 
  Los TC constituyen un componente funcional de las principales barreras inmunológicas en los tejidos humanos como la barrera hemato-testicular y la barrera hemato-miocardio  74 
Sensores hormonales en el aparato reproductor femenino  Los TC pueden expresar receptores de estrógeno y progesterona y pueden regular las contracciones miometriales y la motilidad de las trompas de Falopio mediante uniones comunicantes o señalización yuxtacrina y/o paracrina  30 
Condiciones patológicas asociadas a los TC: «telocitopatías»

Las alteraciones de los TC ocurren en varias enfermedades y se conocen colectivamente como «telocitopatías». En la tabla 5 se presenta un resumen de estas condiciones. Hay una alteración funcional significativa y pérdida de TC en varias enfermedades inflamatorias y fibróticas crónicas. Estas incluyen la esclerodermia, el síndrome de Sjögren primario, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y la fibrosis hepática. No está claro si la alteración de la función y la pérdida cuantitativa son la causa principal del desarrollo de la enfermedad o si por el contrario ocurren como resultado de otros factores desconocidos que alteran el microambiente celular con la subsiguiente pérdida de los TC39. Algunos tumores surgen de los TC (telocitomas), como los tumores del estroma gastrointestinal (GIST), los pólipos fibroides inflamatorios del tracto gastrointestinal y los tumores del estroma extragastrointestinal40. Estas neoplasias tienen la mutación PDGFRα, uno de los antígenos específicos de los TC en el tracto gastrointestinal41. Algunos tumores del estroma extragastrointestinal (eGIST) en la próstata42, el útero43 y la vagina44 surgen de los TC porque estos tumores y los TC comparten la expresión de la proteína c-kit (CD117)6. En 2018, Ricci et al. sugirieron el término «telocitoma» para los tumores con posible origen telocítico40. En el carcinoma lobulillar de la mama, existe un efecto proliferativo de los TC al secretar vesículas extracelulares, lo que sugiere que los TC se han activado en el momento y lugar equivocados45.

Tabla 5.

Las condiciones patológicas (telopatías) asociadas a la distrofia (funciones alteradas) y densidad disminuida de los telocitos

Órganos  Enfermedades (telocitopatías)  Referencias 
Piel  Carcinoma de células escamosas, carcinoma de células basales, psoriasis y esclerosis sistémica  51,5247,49,50 
Intestino  Enfermedades inflamatorias del intestino (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn)  75,76 
Glándulas salivales  Enfermedad de Sjögren  77 
Antro gástrico  Pólipo fibroide inflamatorio  43 
Vesícula biliar  Cálculos biliares  78 
Páncreas  Tumor del estroma extragastrointestinal  79 
Riñón  Obstrucción de la unión uretero-pélvica  80 
Vejiga urinaria  Hiperactividad del detrusor neurogénico  81 
Pulmón  Fibrosis después de neumonía  82 
Testículos  Hiperplasia de las células de Leydig en testículos no descendidos (criptorquidia)  83 
Próstata  Cáncer de próstata e hiperplasia benigna de próstata  84 
Útero  Leiomiomas  85 
Trompas de Falopio  Endometriosis, daño tubárico e infertilidad  86 
Ovarios  Insuficiencia ovárica prematura  87 
Placenta  Preeclampsia  88 
Mama  Cáncer de mama  45 
Ojos  Queratocono  89 
Corazón  Insuficiencia y arritmia cardíaca  90 
Tejido conectivo  Varios cambios degenerativos  91 
Los TC cutáneos

La piel humana es el órgano más grande del cuerpo, y una comprensión de la biología de los TC dérmicos mejorará nuestra comprensión de los mecanismos básicos de la homeostasis cutánea.

La distribución de los TC en la piel humana normal

Histológicamente, los TC se distribuyen discretamente por toda la dermis de la piel normal. Aparecen como células fusiformes. Se localizan principalmente en la dermis reticular que rodea los vasos sanguíneos. Los TC forman 2 o 3 vainas concéntricas incompletas alrededor de las estructuras dérmicas, incluidas las glándulas sebáceas, las glándulas sudoríparas ecrinas, los músculos erectores del pelo y dentro de la vaina perifolicular. En la dermis papilar, la densidad de los TC se reduce gradualmente hacia la unión dermoepidérmica. La epidermis está desprovista de TC11.

Características inmunohistoquímicas de los subtipos de los TC cutáneos

Las características inmunofenotípicas de los TC cutáneos difieren según su subtipo y distribución. Dos subtipos de los TC cutáneos tienen una morfología similar pero diferentes características de inmunofenotipado. El primer subtipo son los TC positivos para CD34 y vimentina, que residen en la dermis reticular alrededor de las glándulas sebáceas, los folículos pilosos, los músculos erectores del pelo y las glándulas sudoríparas (fig. 1). El segundo subtipo son los TC positivos para CD117 y vimentina, que residen alrededor de los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas (fig. 2). Algunos TC positivos para PDGFRα residen en la dermis papilar11.

Figura 1.

Localización histológica e inmunohistoquímica (CD34) de los telocitos en la piel normal. (A-C) Tinción con hematoxilina y eosina de la piel humana normal, que revela una epidermis y un tejido conjuntivo dérmico anodinos. Dentro de los tejidos conectivos dérmicos, algunas células fusiformes están finamente distribuidas (flechas) por toda la dermis (aumentos originales: A: ×40, B: ×200, C: ×400). (D–F) La inmunotinción CD34 y la cromogendiaminobencidina marrón decoran la localización de varios telocitos (TC)/células positivas para CD34 distribuidas por toda la dermis. Los telocitos aparecen como células fusiformes, con un cuerpo celular nucleado de forma ovalada o triangular y proyecciones largas, delgadas, moniliformes, y tortuosas (aumentos originales: D: ×400, E: ×400, F: ×600). (G–I) Los telocitos positivos para CD34 forman una capa casi continua alrededor de la membrana basal de los folículos pilosos (vaina externa de la raíz de las células) y las glándulas sebáceas (capa germinativa) (aumentos originales: G–I: ×1000, inmersión en aceite).

(0,68MB).
Figura 2.

Localización inmunohistoquímica de los telocitos en la piel humana normal usando CD117 (C-KIT). (A–D) Los telocitos en forma de huso (TC) se tiñen con CD117 y la cromogendiaminobencidina marrón. Los TC se pueden separar fácilmente de las otras células estromales circundantes. Los TC tienen una apariencia alargada con núcleos ovalados o triangulares (contrateñidos con hematoxilina de Mayer) y largas proyecciones tortuosas similares a renacuajos que se extienden desde sus cuerpos celulares (aumento original, ×1000, inmersión en aceite).

(0,5MB).
Las características ultraestructurales de los TC cutáneos

Los TC dérmicos con sus características extensiones largas (Tps) tienen características ultraestructurales similares a los TC descritos en los otros órganos. En la piel, los Tps presentan de manera alterna segmentos fibrilares delgados (podómeros) y segmentos dilatados similares a cisternas (podomas), que contienen las mitocondrias, el retículo endoplásmico y las caveolas. La estructura de podómero/podón imparte una apariencia moniliforme en el Tps11. Al examinar la configuración 3D de los TC dérmicos utilizando la microscopia electrónica de barrido de haz de iones de enfoque (MEB-HIE) se observaron algunos hallazgos interesantes. Se pudo objetivar que los TC pueden excretar microvesículas (>100nm) en lugar de exosomas (<100nm), y que los Tps aparecen como estructuras tubulares dispares con la presencia de dilataciones irregulares o de segmentos en banda variables22.

El perfil de expresión de citocinas de los TC cutáneos

Los TC representan una población celular distinta que se puede separar de otras células intersticiales del estroma dérmico, como los fibroblastos, las células dendríticas, los miofibroblastos, las células de Langerhans utilizando algunos marcadores inmunohistoquímicos (tabla 6). En los TC se han evidenciado elevados niveles de expresión del péptido activado por neutrófilos epiteliales (78ENA-78) y de las citocinas de la proteína quimiotáctica de granulocitos (2GCP-2), en comparación con los fibroblastos del estroma. La expresión de estas citocinas en los TC dérmicos respalda sus funciones en la homeostasis cutánea, la angiogénesis, la modulación inmunitaria, la señalización intercelular y la carcinogénesis. Alternativamente, los valores de expresión de las citocinas involucradas en la cicatrización de heridas son más altos en los fibroblastos dérmicos que en los TC46.

Tabla 6.

Las variaciones inmunohistoquímicas entre los telocitos cutáneos y las células intersticiales circundantes

Tipos celulares  Marcadores inmunohistoquímicos  Referencias 
Telocitos  PDGFRα y CD34  49 
Fibroblastos  Procolageno-1  46 
Células endoteliales  CD31  92 
Miofibroblastos  αSMA  93 
Pericitos  PDGFRβ, αSMA, CD146, NG2, y nestina  94 
Macrófagos  CD68, CD11c, CD11b, CD64, CD40, y CD14  95 
Melanocitos  HMB45, S-100, y Melan-A  96 
Células de Langerhans  CD1a, S100, CD68, y Langerina  49 
Células madre  CD34, CD29, SCA-1, CD90, y CD44  97 
Células dendríticas dérmicas  CD83, CD11c, y CD208  49 
Células dendríticas plasmacitoides  CD205, CD11c, TNFα, y CD123  49 
Células dendríticas inflamatorias  CD209, CD11c, NOS, y CD14  49 
Las funciones biológicas de los TC cutáneos

Aunque las funciones biológicas exactas de los TC cutáneos aún no están claras, varios estudios han propuesto algunas funciones para estas células. La configuración 3D de los TC mantiene la microarquitectura de la dermis al sostener las redes entre el colágeno dérmico y las fibras elásticas47. Los TC actúan como células protectoras de las células madre mesenquimales epiteliales y dérmicas; por lo tanto, los TC dérmicos estarán involucrados en la reparación y en la regeneración de la piel. Esta función biológica se explica por el hecho de que los Tps de los TC envuelven grupos de células madre dérmicas cerca de la protuberancia del folículo piloso, y esta interacción directa respalda su función como células cuidadoras48. Los TC desempeñan funciones en la modulación inmunitaria a través de la interacción de los TC dérmicos a través de las uniones heterocelulares con varias células inmunitarias dérmicas, como son los macrófagos y los mastocitos. A favor de este hecho, los TC serán importantes agentes inmunomoduladores en algunos trastornos alérgicos y autoinmunes cutáneos11. Los TC ayudarán en la reparación y en la regeneración de la piel. Estas células pueden mantener la integridad vascular y la angiogénesis a través de sus interacciones directas con las células endoteliales dérmicas49. Además, los TC pueden actuar modificando las células estromales circundantes. Controlan las funciones de los fibroblastos al secretar algunas moléculas de señalización paracrina como los microARN y desprender las vesículas extracelulares11.

La implicación de los TC cutáneos en algunas dermatosis

Los TC parecen estar implicados en el desarrollo de algunas dermatosis, como la psoriasis vulgar y la esclerosis sistémica49,50. Estos trastornos se asocian a la distrofia de los TC y a la reducción de su densidad en la piel lesionada. En la piel psoriásica, hay distrofia y una disminución severa en el número de TC. Ultraestructuralmente, hay núcleos apoptóticos, desintegración citoplásmica, membranas basales interrumpidas, Tps fragmentados y pérdida de las uniones homocelulares entre los TC. Los TC en la piel normal perilesional son estructural y numéricamente normales49. En la psoriasis vulgar existe una ectasia vascular dérmica papilar (papilas dérmicas vascularizadas) debida a la pérdida de la función contráctil de las células del músculo liso vascular. La pérdida de los TC alrededor de los vasos sanguíneos está implicada en esta ectasia vascular y el característico «signo de Auspitz» que se observa en la psoriasis. La rotura de la membrana basal de los TC en la psoriasis facilita la migración de las células de Langerhans desde la epidermis a la dermis, lo que da como resultado la activación de las células T. Las alteraciones de las interacciones entre la red de los TC y la reacción inmune mediada por células T son esenciales en el inicio y en la progresión de la psoriasis49,50.

La esclerosis sistémica es una enfermedad multiorgánica caracterizada por una fibrosis excesiva, inflamación y vasculopatía (debido a la lesión de las células endoteliales). Afecta la piel, el corazón, los pulmones, el esófago y los riñones47. En la esclerosis sistémica, hay una pérdida de los TC y una fibrosis extensa que altera la microanatomía de la dermis. Las alteraciones de los TC en la esclerosis sistémica incluyen la vacuolización citoplasmática, la inflamación de las mitocondrias y cuerpos de lipofuscina. Estos cambios se deben al daño isquémico de los T C como resultado de la lesión de las células endoteliales y de la privación de oxígeno. En las primeras fases de la esclerosis sistémica, la densidad de los TC alrededor de los folículos pilosos, las glándulas sebáceas, las arteriolas y los nervios se reduce en la dermis reticular y está ausente en la dermis papilar. La progresión de la enfermedad se asocia con la pérdida de la mayoría de los TC dérmicos, excepto unas pocas células alrededor de las glándulas sudoríparas ecrinas. La pérdida de los TC se debe a los cambios isquémicos asociados47. Los TC envuelven fibras colágenas y elásticas en la dermis, por lo que las alteraciones de los TC afectan también a la matriz extracelular ya que los TC envuelven a las fibras colágenas y a las elásticas47.

La participación de los TC en los carcinomas cutáneos de células escamosas y basocelulares

Hasta la fecha, se desconocen las funciones de los TC en la carcinogénesis cutánea. Es bien sabido que una limitación del contacto célula-célula es el sello distintivo de los carcinomas invasivos. Diversos estudios respaldan el papel de los TC en el desarrollo de los carcinomas cutáneos. Por ejemplo, la presencia de los TC en el estroma tumoral del carcinoma cutáneo de células escamosas y del carcinoma basocelular51. En estos carcinomas hay una disminución de la densidad de las uniones heterocelulares entre los TC y las células estromales peritumorales. Sin embargo, se conservan las uniones homocelulares. Las uniones TC-mastocitos también se pierden, lo que resulta en la pérdida de control sobre la secreción de los gránulos de los mastocitos y la sobreexpresión de mediadores inflamatorios en el estroma tumoral.

Además, en estos tumores se pierden las uniones TC-células endoteliales. La pérdida de las uniones heterocelulares de los TC resulta de la pérdida de las funciones de los TC en el estroma tumoral. Los TC pueden ejercer una función paracrina mediante el desprendimiento de microvesículas extracelulares en estos tumores51. Estas señales de transferencia de microvesículas son necesarias para la motilidad de las células cancerosas, la progresión del tumor y la metástasis. Por lo tanto, los TC están implicados en el desarrollo y en la progresión tumoral51,52.

Las implicaciones de los TC como terapia dirigida

Los TC juegan un papel importante en la reparación, homeostasis y regeneración de tejidos a través de su comunicación con las células madre y progenitoras. Los TC expresan marcadores de células madre (Sca-1, c-kit y Oct 4) y, como tales, representan futuras armas prometedores en el campo de la medicina regenerativa9,53. Los TC también expresan VEGF y PDGFR-β, que promueven la angiogénesis durante los procesos de reparación tisular53. Por lo tanto, los TC representan una nueva diana terapéutica54. Varias observaciones respaldan esta afirmación. En un modelo murino de hepatectomía parcial, los TC estimulan la proliferación y la regeneración de hepatocitos y células progenitoras para restaurar el tamaño del hígado55. El trasplante de TC en un modelo experimental de asma puede mejorar la hiperreactividad de las vías respiratorias y la inflamación a través de la supresión de la diferenciación de las células Th2 y la estimulación de las células Th1, así como de las citocinas relacionadas. Por lo tanto, el trasplante de estos TC representa una nueva estrategia terapéutica en el asma bronquial56. En los modelos experimentales del infarto de miocardio, la inyección directa de los TC en el músculo cardíaco lesionado se asoció con la regeneración y disminución del tamaño de las áreas infringidas57.

En conclusión, los TC son nuevas células intersticiales ampliamente distribuidas no solo en el intestino sino también en la mayoría de los órganos humanos. Tienen características inmunohistoquímicas y ultraestructurales específicas que ayudan a separarlas de otras células intersticiales.

La investigación futura debe abordar varios temas, como (i) si los TC representan una población homogénea de células o subpoblaciones heterogéneas de células específicas para cada órgano; (ii) cuáles son los marcadores inmunohistoquímicos específicos del TC para facilitar su identificación; (iii) cuál es el papel exacto de los TC en las condiciones neoplásicas y no neoplásicas, y (iv) cuáles son las implicaciones terapéuticas de los TC en las enfermedades humanas. Una mejor comprensión de estos problemas ayudará a utilizar los TC como nuevos objetivos terapéuticos en el futuro.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
S. Ramón y Cajal.
Histologie du système nerveux de l’homme & des vertébrés.
Ed. française rev. & mise à jour par l’auteur, tr. de l’espagnol par L. Azoulay, edn. Paris, (1911),
[2]
M.S. Faussone-Pellegrini, C. Cortesini, P. Romagnoli.
Ultrastructure of the tunica muscularis of the cardial portion of the human esophagus and stomach, with special reference to the so-called Cajal's interstitial cells.
Arch Ital Anat Embriol, 82 (1977), pp. 157-177
[3]
L. Lecoin, G. Gabella, N. Le Douarin.
Origin of the c-kit-positive interstitial cells in the avian bowel.
Development, 122 (1996), pp. 725-733
[4]
L.M. Popescu, M.E. Hinescu, N. Ionescu, S.M. Ciontea, D. Cretoiu, C. Ardelean.
Interstitial cells of Cajal in pancreas.
J Cell Mol Med, 9 (2005), pp. 169-190
[5]
L.M. Popescu, M.S. Faussone-Pellegrini.
Telocytes – a case of serendipity: the winding way from interstitial cells of Cajal (ICC), via interstitial Cajal-like cells (ICLC) to telocytes.
J Cell Mol Med, 14 (2010), pp. 729-740
[6]
M.G. Vannucchi, C. Traini, M. Manetti, L. Ibba-Manneschi, M.S. Faussone-Pellegrini.
Telocytes express PDGFRα in the human gastrointestinal tract.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 1099-1108
[7]
M. Gherghiceanu, C.G. Manole, L.M. Popescu.
Telocytes in endocardium: electron microscope evidence.
J Cell Mol Med, 14 (2010), pp. 2330-2334
[8]
H.-Q. Zhang, S.-S. Lu, T. Xu, Y.-L. Feng, H. Li, J.-B. Ge.
Morphological evidence of telocytes in mice aorta.
Chin Med J, 128 (2015), pp. 348-352
[9]
L.M. Popescu, M. Gherghiceanu, L.C. Suciu, C.G. Manole, M.E. Hinescu.
Telocytes and putative stem cells in the lungs: electron microscopy, electron tomography and laser scanning microscopy.
Cell Tissue Res, 345 (2011), pp. 391-403
[10]
B.O. Popescu, M. Gherghiceanu, S. Kostin, L. Ceafalan, L.M. Popescu.
Telocytes in meninges and choroid plexus.
Neurosci Lett, 516 (2012), pp. 265-269
[11]
L. Ceafalan, M. Gherghiceanu, L.M. Popescu, O. Simionescu.
Telocytes in human skin – are they involved in skin regeneration?.
J Cell Mol Med, 16 (2012), pp. 1405-1420
[12]
M.I. Nicolescu, A. Bucur, O. Dinca, M.C. Rusu, L.M. Popescu.
Telocytes in parotid glands.
Anat Rec, 295 (2012), pp. 378-385
[13]
M.E. Hinescu, C. Ardeleanu, M. Gherghiceanu, L.M. Popescu.
Interstitial Cajal-like cells in human gallbladder.
J Mol Histol, 38 (2007), pp. 275-284
[14]
S.M. Ciontea, E. Radu, T. Regalia, L. Ceafalan, D. Cretoiu, M. Gherghiceanu, et al.
C-kit immunopositive interstitial cells (Cajal-type) in human myometrium.
J Cell Mol Med, 9 (2005), pp. 407-420
[15]
M. Gherghiceanu, L.M. Popescu.
Interstitial Cajal-like cells (ICLC) in human resting mammary gland stroma. Transmission electron microscope (TEM) identification.
J Cell Mol Med, 9 (2005), pp. 893-910
[16]
H. Li, H. Zhang, L. Yang, S. Lu, J. Ge.
Telocytes in mice bone marrow: electron microscope evidence.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 975-978
[17]
L.M. Popescu, S.M. Ciontea, D. Cretoiu.
Interstitial Cajal-like cells in human uterus and fallopian tube.
Ann N Y Acad Sci, 1101 (2007), pp. 139-165
[18]
L. Suciu, L.M. Popescu, M. Gherghiceanu, T. Regalia, M.I. Nicolescu, M.E. Hinescu, et al.
Telocytes in human term placenta: morphology and phenotype.
Cells Tissues Organs, 192 (2010), pp. 325-339
[19]
Y. Zheng, T. Zhu, M. Lin, D. Wu, X. Wang.
Telocytes in the urinary system.
J Transl Med, 10 (2012), pp. 188
[20]
D. Cretoiu, E. Hummel, H. Zimmermann, M. Gherghiceanu, L.M. Popescu.
Human cardiac telocytes: 3D imaging by FIB-SEM tomography.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 2157-2164
[21]
R. Albulescu, C. Tanase, E. Codrici, D.I. Popescu, S.M. Cretoiu, L.M. Popescu.
The secretome of myocardial telocytes modulates the activity of cardiac stem cells.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 1783-1794
[22]
D. Cretoiu, M. Gherghiceanu, E. Hummel, H. Zimmermann, O. Simionescu, L.M. Popescu.
FIB-SEM tomography of human skin telocytes and their extracellular vesicles.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 714-722
[23]
I. Roatesi, B.M. Radu, D. Cretoiu, S.M. Cretoiu.
Uterine telocytes: a review of current knowledge.
[24]
A. Kondo, K.H. Kaestner.
Emerging diverse roles of telocytes.
Development, 146 (2019), pp. dev175018
[25]
A.M. Enciu, L.M. Popescu.
Telopodes of telocytes are influenced in vitro by redox conditions and ageing.
Mol Cell Biochem, 410 (2015), pp. 165-174
[26]
M.G. Vannucchi.
The telocytes: ten years after their introduction in the scientific literature. An update on their morphology, distribution, and potential roles in the gut.
Int J Mol Sci, 21 (2020), pp. 4478
[27]
C.G. Manole, O. Simionescu.
The cutaneous telocytes.
Adv Exp Med Biol, 913 (2016), pp. 303-323
[28]
S.M. Cretoiu, L.M. Popescu.
Telocytes revisited.
Biomol Concepts, 5 (2014), pp. 353-369
[29]
L.M. Popescu, E. Manole, C.S. Serboiu, C.G. Manole, L.C. Suciu, M. Gherghiceanu, et al.
Identification of telocytes in skeletal muscle interstitium: implication for muscle regeneration.
J Cell Mol Med, 15 (2011), pp. 1379-1392
[30]
S.M. Cretoiu, D. Cretoiu, L. Suciu, L.M. Popescu.
Interstitial Cajal-like cells of human Fallopian tube express estrogen and progesterone receptors.
J Mol Histol, 40 (2009), pp. 387-394
[31]
T. Gevaert, R. De Vos, F. van Der Aa, S. Joniau, J. van den Oord, T. Roskams, et al.
Identification of telocytes in the upper lamina propria of the human urinary tract.
J Cell Mol Med, 16 (2012), pp. 2085-2093
[32]
M. Shoshkes-Carmel, Y.J. Wang, K.J. Wangensteen, B. Tóth, A. Kondo, E.E. Massasa, et al.
Subepithelial telocytes are an important source of Wnts that supports intestinal crypts.
Nature, 557 (2018), pp. 242-246
[33]
B. Zhang, C. Yang, L. Qiao, Q. Li, C. Wang, X. Yan, et al.
Telocytes: a potential defender in the spleen of Npc1 mutant mice.
J Cell Mol Med, 21 (2017), pp. 848-859
[34]
Y. Bei, Q. Zhou, S. Fu, D. Lv, P. Chen, Y. Chen, et al.
Cardiac telocytes and fibroblasts in primary culture: different morphologies and immunophenotypes.
Plos One, 10 (2015), pp. e0115991
[35]
Q. Zhou, L. Wei, C. Zhong, S. Fu, Y. Bei, R.I. Huică, et al.
Cardiac telocytes are double positive for CD34/PDGFR-α.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 2036-2042
[36]
D. Song, D. Cretoiu, M. Zheng, M. Qian, M. Zhang, S.M. Cretoiu, et al.
Comparison of Chromosome 4 gene expression profile between lung telocytes and other local cell types.
J Cell Mol Med, 20 (2016), pp. 71-80
[37]
V.B. Cismaşiu, L.M. Popescu.
Telocytes transfer extracellular vesicles loaded with microRNAs to stem cells.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 351-358
[38]
V.B. Cismasiu, E. Radu, L.M. Popescu.
miR-193 expression differentiates telocytes from other stromal cells.
J Cell Mol Med, 15 (2011), pp. 1071-1074
[39]
I. Varga, S. Polak, J. Kyselovic, D. Kachlik, L. Danisovic, M. Klein.
Recently discovered interstitial cell population of telocytes: distinguishing facts from fiction regarding their role in the pathogenesis of diverse diseases called “telocytopathies”.
Medicina (Kaunas, Lithuania), 55 (2019), pp. 56
[40]
R. Ricci, M.C. Giustiniani, M. Gessi, P. Lanza, F. Castri, A. Biondi, et al.
Telocytes are the physiological counterpart of inflammatory fibroid polyps and PDGFRA-mutant GISTs.
J Cell Mol Med, 22 (2018), pp. 4856-4862
[41]
S. Padhi, H.K. Nayak.
Primary extragastrointestinal stromal tumours in the hepatobiliary tree and telocytes.
Adv Exp Med Biol, 913 (2016), pp. 207-228
[42]
Y.H. You, Y. Zhang.
Primary prostatic extragastrointestinal stromal tumor: a case report and literature review.
J Int Med Res, 46 (2018), pp. 4343-4349
[43]
P. Peitsidis, P. Zarganis, H. Trichia, G. Vorgias, J.R. Smith, T. Akrivos.
Extragastrointestinal stromal tumor mimicking a uterine tumor. A rare clinical entity.
Int J Gynecol Cancer, 18 (2008), pp. 1115-1118
[44]
Q.Y. Liu, Y.Z. Kan, M.Y. Zhang, T.Y. Sun, L.F. Kong.
Primary extragastrointestinal stromal tumor arising in the vaginal wall: significant clinicopathological characteristics of a rare aggressive soft tissue neoplasm.
World J Clin Cases, 4 (2016), pp. 118-123
[45]
Y. Mou, Y. Wang, J. Li, S. Lü, C. Duan, Z. Du, et al.
Immunohistochemical characterization and functional identification of mammary gland telocytes in the self-assembly of reconstituted breast cancer tissue in vitro.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 65-75
[46]
Y. Kang, Z. Zhu, Y. Zheng, W. Wan, C.G. Manole, Q. Zhang.
Skin telocytes versus fibroblasts: two distinct dermal cell populations.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 2530-2539
[47]
M. Manetti, S. Guiducci, M. Ruffo, I. Rosa, M.S. Faussone-Pellegrini, M. Matucci-Cerinic, et al.
Evidence for progressive reduction and loss of telocytes in the dermal cellular network of systemic sclerosis.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 482-496
[48]
C.G. Manole, O. Simionescu.
The cutaneous telocytes.
Telocytes: connecting cells, pp. 303-323
[49]
C.G. Manole, M. Gherghiceanu, O. Simionescu.
Telocyte dynamics in psoriasis.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 1504-1519
[50]
R. Tirumalae.
Psoriasiform dermatoses: microscopic approach.
Indian J Dermatol, 58 (2013), pp. 290-293
[51]
N. Mirancea, A.M. Morosanu, G.V. Mirancea, F.D. Juravle, V.S. Manoiu.
Infrastructure of the telocytes from tumor stroma in the skin basal and squamous cell carcinomas.
Rom J Morphol Embryol, 54 (2013), pp. 1025-1037
[52]
J. Smythies.
Intercellular signaling in cancer – the SMT and TOFT hypotheses, exosomes, telocytes and metastases: is the messenger in the message?.
J Cancer, 6 (2015), pp. 604-609
[53]
Y. Bei, F. Wang, C. Yang, J. Xiao.
Telocytes in regenerative medicine.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 1441-1454
[54]
A.M. Boos, A. Weigand, R. Brodbeck, J.P. Beier, A. Arkudas, R.E. Horch.
The potential role of telocytes in tissue engineering and regenerative medicine.
Semin Cell Dev Biol, 55 (2016), pp. 70-78
[55]
F. Wang, Y. Song, Y. Bei, Y. Zhao, J. Xiao, C. Yang.
Telocytes in liver regeneration: possible roles.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 1720-1726
[56]
L. Ye, D. Song, M. Jin, X. Wang.
Therapeutic roles of telocytes in OVA-induced acute asthma in mice.
J Cell Mol Med, 21 (2017), pp. 2863-2871
[57]
B. Zhao, S. Chen, J. Liu, Z. Yuan, X. Qi, J. Qin, et al.
Cardiac telocytes were decreased during myocardial infarction and their therapeutic effects for ischaemic heart in rat.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 123-133
[58]
Y. Yang, W. Sun, S.M. Wu, J. Xiao, X. Kong.
Telocytes in human heart valves.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 759-765
[59]
M.J. Luesma, M. Gherghiceanu, L.M. Popescu.
Telocytes and stem cells in limbus and uvea of mouse eye.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 1016-1024
[60]
X. Chen, Y. Zheng, C.G. Manole, X. Wang, Q. Wang.
Telocytes in human oesophagus.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 1506-1512
[61]
D. Cretoiu, S. Cretoiu, A.A. Simionescu, L. Popescu.
Telocytes, a distinct type of cell among the stromal cells present in the lamina propria of jejunum.
Histol Histopathol, 27 (2012), pp. 1067-1078
[62]
L.S. Corradi, M.M. Jesus, R.A. Fochi, P.S.L. Vilamaior, L.A. Justulin, R.M. Góes, et al.
Structural and ultrastructural evidence for telocytes in prostate stroma.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 398-406
[63]
G. Greicius, Z. Kabiri, K. Sigmundsson, C. Liang, R. Bunte, M.K. Singh, et al.
PDGFRα(+) pericryptal stromal cells are the critical source of Wnts and RSPO3 for murine intestinal stem cells in vivo.
Proc Natl Acad Sci U S A, 115 (2018), pp. E3173-E3181
[64]
O.N. Karpus, B.F. Westendorp, J.L.M. Vermeulen, S. Meisner, J. Koster, V. Muncan, et al.
Colonic CD90+ crypt fibroblasts secrete semaphorins to support epithelial growth.
Cell Rep, 26 (2019),
[65]
M.I. Nicolescu, L.M. Popescu.
Telocytes in the interstitium of human exocrine pancreas: ultrastructural evidence.
Pancreas, 41 (2012), pp. 949-956
[66]
S.M. Cretoiu, D. Cretoiu, A. Marin, B.M. Radu, L.M. Popescu.
Telocytes: ultrastructural, immunohistochemical and electrophysiological characteristics in human myometrium.
Reproduction (Cambridge, England), 145 (2013), pp. 357-370
[67]
M.G. Vannucchi, C. Traini, D. Guasti, G. Del Popolo, M.S. Faussone-Pellegrini.
Telocytes subtypes in human urinary bladder.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 2000-2008
[68]
G. Qi, M. Lin, M. Xu, C.G. Manole, X. Wang, T. Zhu.
Telocytes in the human kidney cortex.
J Cell Mol Med, 16 (2012), pp. 3116-3122
[69]
L. Diaz-Flores, R. Gutiérrez, M.P. Garcia, M. González, F. Sáez, F. Aparicio, et al.
Human resident CD34+ stromal cells/telocytes have progenitor capacity and are a source of αSMA+ cells during repair.
Histol Histopathol, 30 (2015), pp. 615-627
[70]
M.G. Vannucchi, D. Bani, M.S. Faussone-Pellegrini.
Telocytes contribute as cell progenitors and differentiation inductors in tissue regeneration.
Curr Stem Cell Res Ther, 11 (2016), pp. 383-389
[71]
L. Diaz-Flores, R. Gutierrez, M.P. Garcia, F.J. Saez, F. Aparicio, L. Diaz-Flores Jr., et al.
Uptake and intracytoplasmic storage of pigmented particles by human CD34+ stromal cells/telocytes: endocytic property of telocytes.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 2478-2487
[72]
L. Diaz-Flores, R. Gutierrez, M.P. Garcia, F.J. Saez, L. Diaz-Flores Jr., F. Valladares, et al.
CD34+ stromal cells/fibroblasts/fibrocytes/telocytes as a tissue reserve and a principal source of mesenchymal cells. Location, morphology, function and role in pathology.
Histol Histopathol, 29 (2014), pp. 831-870
[73]
C. Chi, X.J. Jiang, L. Su, Z.J. Shen, X.J. Yang.
In vitro morphology, viability and cytokine secretion of uterine telocyte-activated mouse peritoneal macrophages.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 2741-2750
[74]
V. Aleksandrovych, A. Pasternak, P. Basta, M. Sajewicz, J.A. Walocha, K. Gil.
Telocytes: facts, speculations and myths (review article).
Folia Med Cracov, 57 (2017), pp. 5-22
[75]
M. Manetti, I. Rosa, L. Messerini, L. Ibba-Manneschi.
Telocytes are reduced during fibrotic remodelling of the colonic wall in ulcerative colitis.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 62-73
[76]
X.Y. Wang, N. Zarate, J.D. Soderholm, J.M. Bourgeois, L.W. Liu, J.D. Huizinga.
Ultrastructural injury to interstitial cells of Cajal and communication with mast cells in Crohn's disease.
Neurogastroenterol Motil, 19 (2007), pp. 349-364
[77]
A. Alunno, L. Ibba-Manneschi, O. Bistoni, I. Rosa, S. Caterbi, R. Gerli, et al.
Telocytes in minor salivary glands of primary Sjögren's syndrome: association with the extent of inflammation and ectopic lymphoid neogenesis.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 1689-1696
[78]
A. Matyja, K. Gil, A. Pasternak, K. Sztefko, M. Gajda, K.A. Tomaszewski, et al.
Telocytes: new insight into the pathogenesis of gallstone disease.
J Cell Mol Med, 17 (2013), pp. 734-742
[79]
S. Padhi, R. Sarangi, S. Mallick.
Pancreatic extragastrointestinal stromal tumors, interstitial cajal like cells, and telocytes.
JOP., 14 (2013), pp. 1-14
[80]
M. Mehrazma, P. Tanzifi, N. Rakhshani.
Changes in structure, interstitial Cajal-like cells and apoptosis of smooth muscle cells in congenital ureteropelvic junction obstruction.
Iran J Pediatr, 24 (2014), pp. 105-110
[81]
T. Gevaert, R. De Vos, W. Everaerts, L. Libbrecht, F. van der Aa, J. van den Oord, et al.
Characterization of upper lamina propria interstitial cells in bladders from patients with neurogenic detrusor overactivity and bladder pain syndrome.
J Cell Mol Med, 15 (2011), pp. 2586-2593
[82]
X. Sun, M. Zheng, M. Zhang, M. Qian, Y. Zheng, M. Li, et al.
Differences in the expression of chromosome 1 genes between lung telocytes and other cells: mesenchymal stem cells, fibroblasts, alveolar type II cells, airway epithelial cells and lymphocytes.
J Cell Mol Med, 18 (2014), pp. 801-810
[83]
L. Díaz-Flores, R. Gutiérrez, L. Díaz-Flores Jr., M.G. Goméz, F.J. Sáez, J.F. Madrid.
Behaviour of telocytes during physiopathological activation.
Semin Cell Dev Biol, 55 (2016), pp. 50-61
[84]
T. Gevaert, E. Lerut, S. Joniau, J. Franken, T. Roskams, D. de Ridder.
Characterization of subepithelial interstitial cells in normal and pathological human prostate.
Histopathology, 65 (2014), pp. 418-428
[85]
I. Varga, M. Klein, L. Urban, L. Danihel Jr., S. Polak, L. Danihel Sr..
Recently discovered interstitial cells “telocytes” as players in the pathogenesis of uterine leiomyomas.
Med Hypotheses, 110 (2018), pp. 64-67
[86]
M. Klein, L. Lapides, D. Fecmanova, I. Varga.
From telocytes to telocytopathies. Do recently described interstitial cells play a role in female idiopathic infertility?.
Medicina (Kaunas, Lithuania), 56 (2020), pp. 688
[87]
T. Liu, S. Wang, Q. Li, Y. Huang, C. Chen, J. Zheng.
Telocytes as potential targets in a cyclophosphamide-induced animal model of premature ovarian failure.
Mol Med Rep, 14 (2016), pp. 2415-2422
[88]
C. Bosco, E. Diaz, R. Gutiérrez, J. González Montero, M. Parra-Cordero, R. Rodrigo, et al.
A putative role for telocytes in placental barrier impairment during preeclampsia.
Med Hypotheses, 84 (2014), pp. 72-77
[89]
M. Marini, R. Mencucci, I. Rosa, E. Favuzza, D. Guasti, L. Ibba-Manneschi, et al.
Telocytes in normal and keratoconic human cornea: an immunohistochemical and transmission electron microscopy study.
J Cell Mol Med, 21 (2017), pp. 3602-3611
[90]
M. Richter, S. Kostin.
The failing human heart is characterized by decreased numbers of telocytes as result of apoptosis and altered extracellular matrix composition.
J Cell Mol Med, 19 (2015), pp. 2597-2606
[91]
S. Szotek, J. Dawidowicz, B. Eyden, N. Matysiak, A. Czogalla, G. Dudzik, et al.
Morphological features of fascia lata in relation to fascia diseases.
Ultrastruct Pathol, 40 (2016), pp. 297-310
[92]
P. Lertkiatmongkol, D. Liao, H. Mei, Y. Hu, P.J. Newman.
Endothelial functions of platelet/endothelial cell adhesion molecule-1 (CD31).
Curr Opin Hematol, 23 (2016), pp. 253-259
[93]
H.P. Ehrlich, G.M. Allison, M. Leggett.
The myofibroblast, cadherin, alpha smooth muscle actin and the collagen effect.
Cell Biochem Funct, 24 (2006), pp. 63-70
[94]
S. Nakagawa, Y. Miki, M. Miyashita, S. Hata, Y. Takahashi, Y. Rai, et al.
Tumor microenvironment in invasive lobular carcinoma: possible therapeutic targets.
Breast Cancer Res Treat, 155 (2016), pp. 65-75
[95]
A.V. Misharin, L. Morales-Nebreda, G.M. Mutlu, G.R. Budinger, H. Perlman.
Flow cytometric analysis of macrophages and dendritic cell subsets in the mouse lung.
Am J Respir Cell Mol Biol, 49 (2013), pp. 503-510
[96]
G.E. Orchard.
Comparison of immunohistochemical labelling of melanocyte differentiation antibodies melan-A, tyrosinase and HMB 45 with NKIC3 and S100 protein in the evaluation of benign naevi and malignant melanoma.
Histochem J, 32 (2000), pp. 475-481
[97]
P.P. Lui.
Markers for the identification of tendon-derived stem cells in vitro and tendon stem cells in situ – update and future development.
Stem Cell Res Ther, 6 (2015), pp. 106
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?