Información de la revista
Vol. 113. Núm. 5.
Páginas 536-539 (Mayo 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 113. Núm. 5.
Páginas 536-539 (Mayo 2022)
CARTA CIENTÍFICO-CLÍNICA
Open Access
Análisis de la calidad de vida en pacientes ancianos con carcinoma basocelular y su implicación en la actitud terapéutica
Quality of Life in Patients of Advanced Age With Basal Cell Carcinoma: Analysis and Implications for Approach to Treatment
Visitas
...
E. Sanz Aranda
Autor para correspondencia
estersanza@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Á.J. Bernal Martínez, E. Reola Ramírez, A. Perales Enguita, J.M. Martí Ayats
Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España
Contenido relaccionado
E. Sanz Aranda, Á.J. Bernal Martínez, E. Reola Ramírez, A. Perales Enguita, J.M. Martí Ayats
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Director:

El carcinoma basocelular (CBC) es el tumor maligno más frecuente1,2 y su incidencia aumenta con la edad avanzada con una prevalencia elevada y en aumento en los pacientes ancianos3. El tratamiento administrado es independiente de la edad o el estado vital basal de paciente4,5, pero se debate el grado de beneficio de la cirugía en pacientes que han sobrepasado la esperanza de vida5,6. Las últimas guías clínicas proponen como alternativa a la cirugía, el empleo de tratamientos tópicos o terapia fotodinámica, en caso de contraindicación quirúrgica por factores como la edad o las comorbilidades del paciente7.

Aunque existen estudios sobre la epidemiología y las características de los CBC en la población anciana8, no hemos encontrado publicaciones acerca del impacto del tratamiento invasivo del CBC en la calidad de vida. Varios autores plantean la controversia que supone la elección del tratamiento en este escenario8–10.

Se diseñó un estudio analítico observacional prospectivo entre pacientes derivados a la consulta de los autores del artículo, de junio de 2018 a mayo de 2019, mayores de 85 años y con un diagnóstico histológico de CBC. Se excluyeron del estudio los pacientes que eran incapaces de contestar el cuestionario por sí mismos. Se obtuvo el consentimiento verbal de los pacientes participantes en el estudio, explicando que en caso de rellenar el formulario sus datos clínicos y las respuestas se emplearían exclusivamente para los fines científicos comentados.

La variable principal del estudio fue la modificación de la calidad de vida tras la intervención quirúrgica. Para medir la calidad de vida, se utilizó una encuesta validada, la Short Form-36 Health Survey (Test SF-36, versión en castellano: ver Material suplementario), que fue cumplimentada por los pacientes antes y al cabo de tres meses de la cirugía. El test SF-36 está compuesto por 36 ítems que valoran aspectos positivos y negativos de la salud, tanto de la esfera física como mental. Además, se recogieron datos demográficos, características del tumor, tipo de intervención y presencia de complicaciones tras la cirugía.

El análisis descriptivo incluyó los valores absolutos y su porcentaje, así como la media y mediana para las variables continuas. Para el análisis inferencial, se evaluó previamente si la variable seguía la distribución normal (test de Kolmogorov-Smirnov y Shapiro-Wilk) y, en las variables que seguían una distribución normal (función física, salud general y vitalidad), se empleó el t de Student para datos apareados, mientras que en las variables no normales (evolución declarada de la salud, rol físico, dolor corporal, función social, rol emocional y salud mental), se utilizó el test de Wilcoxon. Se realizó un análisis estratificado en función de la pluripatología, la localización facial y el tamaño de la lesión.

Tras aplicar los criterios de selección, la muestra quedó constituida por 25 pacientes. El cuestionario prequirúrgico fue cumplimentado por 48 pacientes, sin embargo cinco no se intervinieron por un empeoramiento de su estado de salud basal; tres tras ser incluidos en lista de espera anularon el procedimiento; a cuatro se les derivó a otros centros externos para la intervención y no fue posible realizar un seguimiento; seis no quisieron seguir participando en el estudio; en cinco casos, el estudio anatomopatológico de la pieza quirúrgica fue diagnóstico para otro tipo de lesiones cutáneas. De los 25 pacientes analizados (tabla 1), 17 eran varones y ocho eran mujeres, siendo la media de edad de 87 años. La mayoría de los CBC fueron nodulares (18), seguidos del subtipo infiltrativo5. La mediana del tamaño de las lesiones fue de 10 mm con un rango de 4 a 30 mm. Quince de los pacientes, debido a la lesión o a su estado de salud, requirieron intervención en quirófano, con presencia de anestesista. Se produjeron complicaciones en cinco pacientes (hemorragia, infección, persistencia de lesión y dehiscencia de herida quirúrgica).

Tabla 1.

Análisis descriptivo

  Recuento  Media  Mediana 
Género
Varón  17  68     
Mujer  32     
Edad      87  86 
Pluripatología
No  76     
Sí  19  24     
Número de tumores
17  68     
Más de 1  32     
Histología
Nodular  18  72     
Infiltrativo  20     
Mixto     
Localización
Cuero cabelludo     
Frente  24     
Nariz  28     
Mejilla  12     
Labio superior     
Labio inferior     
Mentón     
Oreja     
Cuello     
Extremidad superior     
Espalda     
Márgenes
Libres  24  96     
Afectados     
Diámetro mayor (mm)      11  10 
Tipo de complicación
No  20  80     
Persistencia     
Hemorragia     
Infección     
Dehiscencia     
Hemorragia e infección     
Tiempo de seguimiento      13 

En el análisis de las diferencias del cuestionario SF-36 solo se encontraron diferencias estadísticamente significativas para el rol físico (p = 0,026) con un empeoramiento tras la cirugía (tabla 2). En pacientes pluripatológicos se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el rol físico, en pacientes con lesiones faciales tanto en el rol físico como en salud mental y en tumores mayores de 1 cm en salud general y en la función social. En todos los casos mencionados se evidenció un empeoramiento de los parámetros medidos tras la cirugía (tabla 3).

Tabla 2.

Análisis estadístico muestra total

t de Student  Media antes de IQ  Media después IQ  Significación 
Función física  54,2  49,8  0,214 
Salud general  60,8  53,44  0,125 
Vitalidad  53,6  52,8  0,919 
Wilcoxon  Suma de rangos (-)  Suma de rangos (+)  Significación 
Evolución declarada de la salud  16  29  0,417 
Rol físico  21  0,026 
Dolor corporal  122,5  48,5  0,107 
Función social  124,5  85,5  0,464 
Rol emocional  57  34  0,417 
Salud mental  215  85  0,62 
Tabla 3.

Análisis estadístico estratificado

  Suma rangos (-)  Suma rangos (+)  Significación 
Pacientes pluripatológicos
Función física  72  48  0,493 
Salud general  111,5  59,5  0,257 
Vitalidad  78  93  0,744 
Evolución declarada de la salud  16  0,234 
Rol físico  15  0,042 
Dolor corporal  81  24  0,073 
Función social  77  59  0,639 
Rol emocional  37,5  28,5  0,686 
Salud mental  115,5  55,5  0,19 
Localización facial
Función física  78,5  26,5  0,101 
Salud general  131  59  0,147 
Vitalidad  97  93  0,936 
Evolución declarada de la salud  19  0,38 
Rol físico  15  0,039 
Dolor corporal  74,5  30,5  0,167 
Función social  70  66  0,917 
Rol emocional  29,5  25,5  0,837 
Salud mental  145,5  44,5  0,042 
Tamaño > 1 cm
Función física  29,5  6,5  0,106 
Salud general  40  0,038 
Vitalidad  26,5  9,5  0,233 
Evolución declarada de la salud  0,083 
Rol físico 
Dolor corporal  17,5  3,5  0,141 
Función social  15  0,043 
Rol emocional  12  0,216 
Salud mental  28  0,159 

Las cifras en negrita resaltan los valores con significación estadística en los resultados de los test.

Aunque no existen en la literatura estudios centrados en la población muy anciana, los CBC parecen tener poco impacto global en la calidad de vida8, ya que en muchos casos son lesiones indolentes que no interfieren en el día a día10.

Algunos autores defienden una actitud terapéutica más conservadora en pacientes de edad avanzada, teniendo en cuenta el estado de salud basal, la multimorbilidad, las molestias que les supone la lesión en su vida cotidiana y el impacto del tratamiento propuesto8. Esto es debido a que en algunos de los casos un tratamiento agresivo que tiene como objetivo hacer frente a una enfermedad de lenta progresión puede que no sea tan beneficioso en un paciente con una esperanza de vida limitada que acabe falleciendo antes de la recidiva o progresión11.

Por otro lado, también se defiende el manejo independiente de la edad con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente, ya que es difícil predecir el tiempo de supervivencia y en el futuro puede ocasionar mayor morbilidad10.

Nuestros resultados han mostrado que no existe una mejoría estadísticamente significativa en la calidad de vida de los pacientes, antes y después de la intervención quirúrgica. No obstante, en su interpretación hay que tener en cuenta que el empeoramiento de la función física es común en el proceso de envejecimiento y que la encuesta empleada no es específica para este tumor. Es probable que la cirugía de las lesiones faciales afecte negativamente, ya que una herida quirúrgica en una zona visible puede limitar las actividades o la vida social habitual del paciente o aumente su nivel de ansiedad por el impacto estético. Se podría realizar una interpretación similar en el caso del empeoramiento de la función social. Por último, en un porcentaje no desdeñable de casos de produjeron complicaciones (20%), lo que supone una comorbilidad añadida.

En resumen, podemos decir que el tratamiento de pacientes mayores de 85 años con un CBC conlleva una decisión compleja, ya que el tiempo de supervivencia es incierto y el estado de salud y grado de autonomía del paciente puede ser comparable a otros pacientes de menor edad. Teniendo en cuenta que no hemos visto una mejoría significativa de la calidad de vida creemos que el tratamiento quirúrgico como primera elección debería ser una decisión consensuada entre especialista, paciente y cuidadores o familiares, valorando también otras alternativas, ya que no existen guías clínicas concretas al respecto.

Financiación

Este trabajo no ha recibido ningún tipo de financiación.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J.A.C. Verkouteren, K.H.R. Ramdas, M. Wakkee, T. Nijsten.
Epidemiology of basal cell carcinoma: scholarly review.
Br J Dermatol [Internet]., 177 (2017), pp. 359-372
[2]
Chinem, P. Valquiria, H. Miot.
Epidemiology of basal cell carcinoma Epidemiologia do carcinoma basocelular.
An Bras Dermatolog [Internet]., 86 (2011), pp. 292-305
[3]
T.C.R. Lenzi, C.M.S. Reis, M.R.C.G. Novaes.
Epidemiological profile of elderly patients with non-melanoma skin cancer seen at the dermatology outpatient clinic of a public hospital.
An Bras Dermatol [Internet]., 92 (2017), pp. 882-884
[4]
E. Linos, M. Chren, I. Stijacic Cenzer, K.E. Covinsky, U.S. Skin Cancer in.
Elderly Adults: Does Life Expectancy Play a Role in Treatment Decisions?.
J Am Geriatr Soc [Internet]., 64 (2016), pp. 1610-1615
[5]
E. Linos, R. Parvataneni, S.E. Stuart, W.J. Boscardin, C.S. Landefeld, M.M. Chren.
Treatment of Nonfatal Conditions at the End of Life.
JAMA Intern Med [Internet]., 173 (2013), pp. 1006
[6]
E.M. Rogers, K.L. Connolly, K.S. Nehal, S.W. Dusza, A.M. Rossi, E. Lee.
Comorbidity scores associated with limited life expectancy in the very elderly with nonmelanoma skin cancer.
J Am Dermatology [Internet]., 78 (2018), pp. 1119-1124
[7]
K. Peris, M.C. Fargnoli, C. Garbe, R. Kaufmann, L. Bastholt, N.B. Seguin, et al.
Diagnosis and treatment of basal cell carcinoma: European consensus-based interdisciplinary guidelines’.
Eur J Cancer., 131 (2020), pp. 100-103
[8]
S.F.K. Lubeek, L.J. van Vugt, K.K.H. Aben, P.C.M. van de Kerkhof, M-J.P. Gerritsen.
The Epidemiology and Clinicopathological Features of Basal Cell Carcinoma in Patients 80 Years and Older.
JAMA Dermatology [Internet]., 153 (2017), pp. 71
[9]
E.H. Lee, J.D. Brewer, D.F. MacFarlane.
Optimizing informed decision making for basal cell carcinoma in patients 85 years or older.
JAMA Dermatology [Internet]., 151 (2015), pp. 817-818
[10]
E. Linos, S.A. Schroeder, M.M. Chren.
Potential overdiagnosis of basal cell carcinoma in older patients with limited life expectancy.
JAMA., 312 (2014), pp. 997-998
[11]
K.E. Rieger, E. Linos, B.M. Egbert, S.M. Swetter.
Recurrence rates associated with incompletely excised low-risk nonmelanoma skin cancer.
J Cutan Pathol., 37 (2010), pp. 59-67
Copyright © 2021. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?